Jump to content

FIAT 600


Xingular
 Share

Recommended Posts

b83445pequenog.jpg

 

Fiat 600: Pequeño gigante

 

Tras medio siglo rodando por el mundo, recordamos al Fiat 600; símbolo de una generación que marcó una época. Bautizado como “Bolita” o “Fitito”, el pequeño comenzó a fabricarse en Argentina en 1960, transformándose en un ícono de nuestra industria.

 

El 10 de marzo de 1955 en el Salón de Ginebra se presentó la primera versión del Fiat 600. Pese a las dudas del público y la prensa, el modelo dejó sentado que en un auto de tamaño pequeño podían viajar cuatro personas con un par de bolsos. Fue el primer auto italiano en desarrollar el concepto de “todo atrás”, que entre otras cosas permitía un mejor aprovechamiento del espacio.

 

También fue el primer auto aceptado por las mujeres y los jóvenes lo utilizaron para hacer sus primeras armas al volante. La producción en serie había comenzado en febrero de ese año en la planta de Miriafiori, con el objetivo de llegar a las 600 unidades diarias, pero a los pocos meses ya se producían más de mil.

 

El 8 de abril de 1960 salió la primera unidad producida en El Palomar. Era de color gris claro con motor de 633 cm3 y 28 CV, que a poco de su lanzamiento sería bautizado como “Bolita” o “Fitito”. Desde ese momento y hasta 1982 fue sufriendo algunas modificaciones externas, pero la más importante fue la de 1965 cuando se cambió la apertura de las puertas “a contraviento”.

 

Los cambios de cilindrada y potencia fueron los más significativos en toda su evolución. A partir de 1962 y hasta 1966 el motor elevó su cilindrada a 767 cm3 con una potencia de 32 CV al que se denominó 600D. En 1977 lo sucedió el de 797 cm3 y 38 CV. Y luego apareció el de 843 cm3 con 32 CV, que utilizaba nafta común de menor octanaje.

 

Su velocidad máxima orillaba los 100 km/h pero con suerte y viento de cola se podían arañar los 120 km/h reales. Por sus trochas y superficie lateral llevarlo a esa velocidad obligaba a un manejo constante en las rectas para ir corrigiendo los inevitables desvíos direccionales.

 

La posición de manejo era correcta pese a su tamaño, incluso para los más altos, con buena visibilidad hacia delante y los costados, aunque no tanto hacia atrás por su reducida luneta. En el interior contaba con relojes de presión de aceite, de temperatura, amperímetro y los más osados conectaban un cuentavueltas a la columna de dirección.

 

Su éxito fue continuo y en 1976 logró el récord de producción nacional con 250.000 unidades. Cuando se dejó de fabricar, en 1982, el total rondaba las 300.000. Fue el “auto-escuela” de muchos y un engranaje importante en el desarrollo de nuestra industria automotriz. Por eso es recordado por una generación entera, a 50 años de su nacimiento.

Link to comment
Share on other sites


Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Reply to this topic...

×   Pasted as rich text.   Paste as plain text instead

  Only 75 emoji are allowed.

×   Your link has been automatically embedded.   Display as a link instead

×   Your previous content has been restored.   Clear editor

×   You cannot paste images directly. Upload or insert images from URL.

 Share

  • Recently Browsing   0 members

    • No registered users viewing this page.
×
×
  • Create New...