Jump to content
Sign in to follow this  
Ocio

Cómo conducir y cuidar bien tu coche invierno: lo que NO debes hacer

Recommended Posts

28/12/2017

 

 

 

 

La mayoría de los conductores sabe cuáles son las precauciones que debe tomar cuando llega el invierno pero, ¿sabemos realmente lo que NO debemos hacer? Te lo contamos.

 

 

 

 

article-decalogo-conduccion-invierno-cui

 

 

 

 

En la época invernal solemos viajar menos por que las condiciones climatológicas hacen más complicados los desplazamientos. Por eso, hay que tener ciertas precauciones y aplicar técnicas de conducción segura cuando vayamos a coger el coche.

 

 

En invierno, la temperatura del asfalto reduce la adherencia de los neumáticos y más cuando llueve o nieva. El hielo también hace su aparición, y se mantiene prácticamente todo el día en las zonas de penumbra. Otra dificultad añadida que se produce en la estación invernal es la reducción de la visibilidad. Además de tener menos horas de luz, la lluvia y la nieve afectan a la visión del conductor y empañan los cristales del vehículo.

 

 

Por todo ello, es fundamental tener el coche a punto y muy recomendable revisar ciertos componentes esenciales para no llevarnos sorpresas desagradables. Pero, además de tener nuestro coche en las mejores condiciones, nuestra conducción no debe ser la misma que cuando nos desplazamos en otras épocas del año. Hay ciertos aspectos que debemos tener muy claros antes de ponernos al volante.

 

 

 

1. NO cojas el coche si no es estrictamente necesario

Conviene realizar una revisión para verificar que todo funciona correctamente. El sistema de climatización, los frenos, el alumbrado, los limpiaparabrisas, la suspensión, los neumáticos y todos los niveles. En épocas de mucho frio es aconsejable añadir un poco de anticongelante al líquido limpiaparabrisas.

 

 

2. NO te subas al coche con el abrigo puesto

Además de ser bastante incómodo para conducir, el cinturón de seguridad pierde eficacia al no estar pegado al cuerpo, pudiendo incluso llegar a ser dañino. Y un tanto de lo mismo para los más pequeños para cuando se acomoden en su sistema de retención infantil.

 

 

3. NO uses agua caliente sobre el cristal para limpiarlo de nieve o hielo

Los cambios bruscos de temperatura pueden romperlo. Lo más eficaz, seguro y barato es utilizar un rascador de hielo. Una tarjeta de plástico también vale. Además, para evitar la condensación de los cristales en el interior, se debe utilizar el aire acondicionado. La calefacción debe ponerse cuando los cristales estén limpios.

 

 

4. NO te pegues al coche de delante

Guardar la distancia de seguridad en una norma básica de conducción, tanto si hace más tiempo como si no. La distancia normal es de tres o cuatro segundos, es decir, unos 90 metros en autopista o autovía. En caso de condiciones adversas, se recomienda aumentarla hasta ocho o 10 segundos y también disminuir la velocidad por la pérdida de visibilidad y adherencia del neumático a la calzada.

 

 

5. NO frenes de manera brusca

El hielo no siempre es visible, por lo que hay que extremar la precaución y evitar frenar bruscamente. Es más seguro utilizar el freno motor sin soltar el acelerador de golpe, que el freno. Cuando te encuentres con bolsas de agua en la carretera, en lugar de frenar, es preferible sujetar con firmeza el volante y levantar suavemente el pie del acelerador.

 

 

6. NO apagues la luz

Durante la conducción con niebla o lluvia intensa es obligatorio encender al menos la luz de cruce, y es aconsejable usar también los antinieblas delanteros si se dispone de ellos. La luz antiniebla trasera está prohibida en estas mismas circunstancias, y solo deberá encenderse en caso de niebla densa o lluvia muy intensa. En caso de nevada ocurre un tanto de lo mismo. La luz antiniebla trasera no se pone, salvo que sea una nevada muy copiosa. Motivo: provoca deslumbramiento.

 

 

8. NO sueltes el volante

El viento puede provocar alteraciones importantes en la trayectoria del coche y puede ser muy peligroso cuando sopla fuerte viendo lateral o es racheado. Por ello, es  importante mantener la trayectoria sujetando con firmeza el volante contra el viento. Además, se debe prestar especial atención a elementos naturales que el viento haya podido depositar sobre la calzada (piedras, ramas, etc). Reducir la velocidad también es aconsejable.

 

 

9. NO te salgas del camino

Cuando la carretera esté nevada la conducción debe realizarse por las roderas que haya dejado otro vehículo si hay bastante nieve, y en paralelo a ellas en caso de que haya poca nieve. Es conveniente circular a poca velocidad y de manera constante.

 

 

10. NO dudes en parar

Cuando dejes de tener visibilidad y  no puedas distinguir el borde de la carretera ni a otros vehículos a una distancia segura, habrá llegado el momento de para el coche en un lugar seguro y esperar a que amaine la lluvia o la nieve. Si se puede, es preferible parar en un área de servicio. 

 

 

 

 

FUENTE:  http://www.autopista.es/trucos-y-consejos/articulo/conduccion-cuidar-coche-no-debes-hacer

Share this post


Link to post
Share on other sites

27 Octubre 2018

 

 

Consejos de invierno en coche: once revisiones que protegen tu vehículo

 

 

2560_3000.jpg

 

 

Los consejos de invierno para el coche se repiten año tras año, pero justamente cada año el mal tiempo del invierno saca de la carretera a muchos conductores y sus respectivos coches. Para evitar que esta época del año te pase factura, conviene recordar estos puntos de revisión que protegerán tu coche en invierno.

 

 

1. Revisa la batería (y cámbiala si es necesario)

 

Consejos Invierno Coche Bateria

 

 

 

Con los cambios bruscos de temperatura, especialmente con el frío, la vida de la batería puede verse afectada. Más aún, con los consumidores eléctricos que montan los vehículos actuales, que prácticamente no dejan de demandar energía en ningún momento.

 

 

Por eso es importante revisar el estado de carga de la batería con la ayuda de un polímetro. Siguiendo los valores que da Endado, tendríamos los siguientes escenarios posibles:

 

 

 

TENSIÓN % DE CARGA SITUACIÓN
13,0 V 100% Cargada recientemente.
12,5 V 80% Cargada.
12,3 V 60% Cargada.
12,1 V 40% Carga limitada.
Un coche antiguo podría arrancar, pero uno actual probablemente no.
11,9 V 20% Recargar la batería cuanto antes.
≤11,6 V 0% Recargar la batería cuanto antes y no utilizar el coche hasta entonces.

 

 

 

Se aconseja realizar tres mediciones tras haber hecho rodar el coche de 40 a 50 minutos, y luego de dejarlo reposar el mismo tiempo. Esas mediciones deben realizarse de la siguiente forma:

 

 

  1. Motor parado y polímetro fijado en corriente continua. La batería debe dar entre 12,5 y 12,9 V de diferencia de potencial, y como mínimo 0,2 A de intensidad.
  2. Motor al ralentí y polímetro fijado en corriente continua. La batería debe dar menos de 14,7 V y 0,25 A.
  3. Motor al ralentí y polímetro fijado en corriente alterna. La batería debe dar menos de 0,2 V y 0,04 A.

 

 

Si las mediciones incumplen los tres resultados, se recomienda sustituir la batería. Para cambiar la batería del coche:

 

 

  1. Observa las especificaciones de la batería que llevas montada, incluida la capacidad (medida en Ah, amperio-hora) e incluidos los lados de la batería donde se encuentran los polos negativo y positivo.
  2. Observa cómo está emplazada la batería y qué tornillos y herrajes la sujetan.
  3. Evita llevar anillos o pulseras, y evita que las herramientas que manejes puedan hacer contacto de forma accidental entre el polo positivo de la batería y las partes metálicas de la carrocería del coche.
  4. Vigila tu espalda cuando muevas, extraigas, coloques o simplemente traslades la batería, porque pesa lo suyo.
  5. Desconecta primero el borne negativo de la batería vieja, de color negro.
  6. Desconecta después el borne positivo de la batería vieja, de color rojo.
  7. Unta con grasa los bornes de la batería nueva y fíjala en su ubicación.
  8. Conecta primero el borne positivo de la batería nueva, de color rojo.
  9. Conecta finalmente el borne negativo de la batería nueva, de color negro.

 

 

 

Cambiar Bateria

 

 

 

Para arrancar un coche con las pinzas conectadas a otro coche:


  1. Ambos vehículos deben tener el motor apagado.
  2. Conecta el cable rojo al borne positivo (+) de la batería descargada.
  3. Conecta el cable rojo al borne positivo (+) de la batería cargada.
  4. Conecta el cable negro al borne negativo (-) de la batería cargada.
  5. Conecta el cable negro al borne negativo (-) de la batería descargada.
  6. Arranca el motor del vehículo que tiene la batería cargada.
  7. Intenta el arranque del vehículo que tiene la batería descargada.
  8. Desconecta los cables en orden inverso al que has seguido para conectarlos.

 

 

 

FUENTE:  https://www.motorpasion.com/seguridad/revision-coche-invierno-consejos-mantenimiento

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

.

 

2. Comprueba los niveles de líquidos del coche: refrigerante, aceite, lavaparabrisas y frenos

 

Consejos Invierno Coche revisar niveles motor

Realiza estas mediciones con el motor frío y en un lugar razonablemente llano.

 

 

 

El líquido refrigerante tiene que estar entre las marcas de máximo y mínimo, igual que ocurre con el nivel del líquido de frenos. Si te toca rellenar líquido refrigerante, espera a que el motor esté frío. Si alguno de los dos niveles se ve demasiado bajo, no te conformes con rellenar el líquido, puesto que en principio esos niveles deberían mantenerse mínimamente estables. Además, en el caso de los frenos es recomendable sustituir el líquido y evitar así mezclas.

 

 

Para medir el nivel de aceite, extrae la varilla, límpiala con un trapo y ensártala de nuevo en su orificio. Al extraerla de nuevo verás por dónde está llegando el aceite, entre las marcas de máximo y mínimo de la varilla. Si debes añadir aceite, abre el tapón y echa aceite lubricante del mismo tipo que lleva tu motor, según marque el manual de instrucciones.

 

 

En cuanto al líquido lavaparabrisas, no hay nivel que medir. Simplemente echa líquido en el depósito hasta que llegue al cuello, antes del tapón. Es más recomendable usar un lavaparabrisas comercial, basado en etilenglicol, aunque sea de marca blanca, que una simple mezcla de agua y detergente, ya que el etilenglicol es un diol que, como hace el alcohol, se evapora fácilmente al rociar el parabrisas. De esta manera no se compromete tanto la visibilidad durante la conducción como lo hace una simple base acuosa.

 

 

3. Examina los limpiaparabrisas

 

Consejos Invierno Coche 7

 

 

 

Unas escobillas de limpiaparabrisas que no limpian el cristal, que hacen un ruido exagerado en mojado o que dejan cerco por donde pasan son unas escobillas que están pidiendo la jubilación a gritos. Si además presentan rotura en las lamas de goma, olvídate. Compra unas nuevas, antendiendo al modelo y año de tu coche, antes de desmontar nada fíjate bien en cómo van instaladas las que llevas ahora y dedica un rato a cambiarlas.

 

 

Y, cuando tengas las escobillas nuevas montadas, evita usar el limpiaparabrisas en seco o cuando el cristal esté cubierto de hielo. Te durarán mucho más.

 

 

4. Inspecciona los neumáticos

 

Consejos Coche Invierno Neumaticos

 

 

 

Revisar los neumáticos en invierno es vital para garantizar la adherencia del vehículo al asfalto y para evitar, en lo posible, pérdidas de control debido a un mal estado de las cubiertas. Controla en frío la presión de inflado, verifica que la profundidad del dibujo o escultura de la banda de rodadura no sea inferior a 3 milímetros (un valor de seguridad muy superior a los mínimos 1,6 milímetros exigibles por ley) y supervisa que la goma no presenta cortes o deformaciones.

 

 

Si en cualquier época del año esta es una actividad cotidiana, en invierno cobra mayor importancia, debido a las mayores exigencias a que se ven sometidos los neumáticos en la carretera.

 

 

 

FUENTE:  https://www.motorpasion.com/seguridad/revision-coche-invierno-consejos-mantenimiento

Share this post


Link to post
Share on other sites

.

 

 

5. Considera comprar un juego de neumáticos de invierno o unas cadenas para la nieve

 

Consejos Invierno Coche 6

 

 

 

Los neumáticos de invierno no sólo son un aliado contra la nieve o el hielo, sino que incluso bajo el sol demuestran un mejor comportamiento frente a los neumáticos de verano, cuando las temperaturas son inferiores a 7 ºC.

 

 

Si no es el caso en tu zona porque las temperaturas no son tan bajas por lo general, pero igualmente vives en un lugar donde existe riesgo de nevadas aunque sea de forma esporádica considera comprar unas cadenas y aprende a montarlas de forma anticipada, sobre suelo seco y en buenas condiciones de tiempo, siguiendo las indicaciones del fabricante. En el peor de los casos, se pasarán el invierno metidas en el maletero, pero siempre a punto por si te hacen falta.

 

 

6. Revisa el sistema de alumbrado

 

Consejos Coche Invierno Luces

 

 

 

En cuanto a las luces del coche en invierno, vale lo dicho sobre los neumáticos. Son importantes durante todo el año, pero en invierno son cruciales ya que tenemos menos horas de luz natural, así que asegúrate de que funcionan todas.

 

 

No dudes en cambiar dos bombillas de un mismo tipo, por ejemplo las correspondientes a la luz de cruce, cuando se funda la primera. Al fin y al cabo, la misma antigüedad tiene la lámpara de la derecha que la lámpara de la izquierda.

 

 

Y si tu coche es de esos que odian los mecánicos porque para cambiar una bombilla hay que desmontar medio coche, razón de más para que aproveches el viaje. También aprovecha el viaje al taller si por cualquier causa sospechas que los haces de luz no están correctamente alineados, y así evitarás deslumbrar a los demás, ver a menor distancia de lo que corresponde... o ambas a la vez.

 

 

7. Comprueba el sistema de frenado

 

Consejos Invierno Coche 4

 

 

 

Observa la zona del depósito del líquido de frenos, así como los conductos que salen de él. Si el material está reseco, esto puede ser indicativo de que es necesario cambiarlos. Si ves líquido por debajo o en la zona de las ruedas, es posible que tu coche esté perdiendo líquido de frenos.

 

 

Tanto las pastillas como los discos de los frenos sufren desgaste con el uso. Analiza ese desgaste con la ayuda de una linterna, prestando atención a la superficie de los discos, y aprovecha para verificar que no existen desperfectos o suciedad excesiva en ellos. En caso de duda, o si notas frenadas irregulares o tactos extraños al presionar el pedal, acude al taller para que realicen una revisión completa del sistema.

 

 

 

 

FUENTE:  https://www.motorpasion.com/seguridad/revision-coche-invierno-consejos-mantenimiento

Share this post


Link to post
Share on other sites

.

 

 

8. Revisa el botiquín

 

Botiquin

 

 

 

Un botiquín para coche debe contener:

  • gasas esterilizadas,
  • vendas elásticas,
  • guantes de vinilo,
  • alcohol o agua oxigenada,
  • tijeras,
  • pinzas,
  • imperdibles,
  • esparadrapo,
  • algodón,
  • apósitos (conocidos popularmente como tiritas en España o curitas en América, por lexicalización de las marcas comerciales respectivas).

 

 

9. Inspecciona los accesorios de invierno del coche

 

Rascahielos Parabrisas Invierno

 

 

 

En invierno conviene llevar a bordo del coche:

  • rascador de hielo para el parabrisas,
  • manta térmica, útil para auxiliar heridos y por si realizas operaciones en condiciones adversas tales como montar cadenas sobre la nieve,
  • guantes de goma, por si tienes que montar cadenas o quitar nieve,
  • linterna, y pilas de repuesto o bien una linterna de dinamo,
  • agua y algún alimento energético (barritas de cereales o frutos secos).

 

 

10. Prepara el coche para pasar la noche en la calle

 

Consejos Invierno Coche 2

 

 

 

Pasar el invierno en la calle es algo que no le sienta bien a nadie. Pero como no todo el mundo tiene a su disposición un lugar a cubierto donde guardar su vehículo, conviene preparar el coche para pasar la noche en la calle.

 

 

En primer lugar, si vas a dejar el vehículo inmovilizado durante días quizá te interese comprar una de esas fundas para tapar el coche en invierno o, en general, cuando lo dejamos aparcado en el exterior durante un largo periodo de tiempo.

 

 

 

Consejos Invierno Coche 5

 

 

 

 

 

FUENTE:  https://www.motorpasion.com/seguridad/revision-coche-invierno-consejos-mantenimiento

Share this post


Link to post
Share on other sites

.

 

 

Si no es el caso, lo que sí se recomienda es lavar el coche con mayor frecuencia en invierno, sobre todo si ha nevado y en tu municipio se ha utilizado sal para el asfalto. Por otra parte, si en tu zona hiela intenta que las escobillas no queden en contacto con el parabrisas durante la noche, por ejemplo colocando una sábana que cubra el cristal y los retrovisores, dejando por encima los limpiaparabrisas.

 

 

 

Evita poner el coche en marcha sin tener visibilidad suficiente.

 

 

 

Arrancar el coche en invierno un poco antes de lo normal es un remedio que quizá no sea muy ecológico, pero nos puede ayudar a mejorar la seguridad. Antes de emprender la marcha, pon en marcha el motor para que se vaya calentando y así conseguir que funcione la calefacción o el climatizador, que utilizarás para desempañar los cristales del coche.

 

 

Por otra parte, si se ha helado el parabrisas y la capa de hielo es gruesa, mientras esperas a que la calefacción haga su efecto con el desempañador de cristales puedes rociar el parabrisas por su cara exterior con simple alcohol etílico (alcohol de botiquín) y de esta manera el hielo se descongelará con mayor facilidad.

 

 

11. Todo a punto antes de salir con frío y mal tiempo

Consejos Invierno Coche 3

 

 

 

Es importante que con mal tiempo te plantees los desplazamientos de un modo más preventivo que de costumbre. Así, se recomienda llevar el depósito de carburante lleno siempre que sea posible, ropa de abrigo preparada e incluso el cargador del móvil a punto por si surgiera cualquier imprevisto.

 

 

Presta atención a la información de carreteras que en España suministran organismos como DGT, RACC y otros a través de la radio, y planifica tus viajes dejando un mayor margen de tiempo por si sucede cualquier contingencia.

 

 

Una vez en ruta, permanece atento a la carretera y no te agobies con la hora de llegada. Mantén la tranquilidad en todo momento. Si el tiempo empeora, evita pasar puertos de montaña de noche, no improvises rutas que no conoces y no te adentres por carreteras menos transitadas, en previsión de cualquier problema que pueda surgir.

 

 

Y sobre todo piensa, más que nunca, que lo importante es llegar.

 

 

 

FUENTE:  https://www.motorpasion.com/seguridad/revision-coche-invierno-consejos-mantenimiento

Share this post


Link to post
Share on other sites

13/12/2018

 

 

El exceso de nieve puede llegar a romper el parabrisas de tu coche (Vídeos)

 

 

Estos dos vídeos te harán reflexionar sobre el peligro que conlleva la nieve cuando circulamos por carretera. Estar atento y limpiar la nieve de tu coche antes de salir de ruta resulta vital.

 

 

 

5c124d380de694cb71349716-exceso-nieve-pu

 

 

 

La conducción en invierno se puede antojar más complicada de lo habitual. Las bajas temperaturas, unidas a las lluvias, hacen un cóctel en el que el conductor tiene que poner más de su parte para no sufrir las consecuencias y, a su vez, circular con la mayor seguridad.

 

 

Más allá de los consejos típicos de cómo conducir con la presencia de nieve y hielo, que te damos en este otro artículo, os invitamos a la reflexión con los dos vídeos siguientes, en los que** el parabrisas es sólo (afortunadamente) el perjudicado en sendos accidentes**. Y decimos “sólo” porque, en ambos casos, las consecuencias podían haber sido malísimas, y más teniendo en cuenta que, en el segundo caso, se debe a una imprudencia de otro conductor.

 

 

En el primer vídeo, un conductor se incorpora a una autovía, se dispone a cruzar por debajo de un puente por el que circulan más vehículos, y tiene la mala suerte que justo pasa un camión por éste. Con tanta nieve acumulada, y debido a las dimensiones del camión, es arrastrada hacia los lados y ese montón acaba en el parabrisas del conductor. Tampoco parece una cantidad de nieve desmesurada, pero basta que ésta esté compactada para que tenga en mismo efecto que una piedra. El resultado, lo tienes aquí abajo en el vídeo.

 

 

 

 

 

 

En el segundo vídeo, el conductor afectado tiene todavía peor suerte que el primero. Siempre resaltamos la importancia de retirar la acumulación de hielo y nieve en parabrisas, espejos, ventanas, capó…, ya que puede empeorar la visibilidad del conductor y, como puedes ver en el documento, afectar a la seguridad del resto.

 

 

Un bloque –este sí, de grandes dimensiones– sale despedido del coche de delante e impacta contra el parabrisas. Da miedo sólo ver cómo vuela dicho bloque hasta chocar en el coche que graba la escena, y cómo suena el golpe.

 

 

 

 

 

 

Unos consejos básicos

Esto nos sirve para recordar algún concepto básico, como el mencionado anteriormente: si te encuentras tu coche nevado y/o helado por la mañana en la calle, dedica el tiempo que sea necesario para limpiarlo correctamente (siempre que no hayas cubierto antes el parabrisas por la noche, es un buen truco).

 

 

Evita usar agua caliente, ya que la diferencia de temperatura entre el cristal y la superficie helada provoca una dilatación extrema y puede romper el parabrisas. Tampoco es bueno abusar de la sal (sobre el parabrisas, claro), ya que puedes arañar la luna delantera y la corrosión podría hacer acto de presencia.

 

 

Siempre puedes levantarte unos minutos antes y encender el sistema de climatización del coche, para que vaya cogiendo temperatura poco a poco y puedas rascar completamente (esto también es importante) el cristal. Si sólo rascas la zona del conductor en el parabrisas, sólo tendrás visión de frente. ¿Y los lados? La seguridad es lo primero.

 

 

 

 

FUENTE:  https://www.autopista.es/noticias-motor/articulo/exceso-nieve-puede-romper-parabrisas-coche-videos

Share this post


Link to post
Share on other sites

07/01/2019

 

 

Cómo afrontar el frío a la hora de conducir

 

 

 

img_lsaura_20190104-113315_imagenes_lv_t

Es importante tomar una serie de precauciones antes de arrancar durante el invierno (Seat)

 

No dejes que el hielo o el vaho te dificulten el trayecto

 

Los días invernales, a veces con lluvia, hielo, nieve, niebla o vientos fuertes, pueden ser todo un impedimento para conducir. No solo nos obligan a tomar una serie de precauciones relacionadas con la seguridad, sino que también puede poner en compromiso nuestra comodidad dentro del coche.

 

 

El invierno presenta situaciones imprevistas que no siempre sabemos afrontar. Algunas de ellas son el vaho o el frío dentro del vehículo. Los expertos de marcas de automóviles como Seat conocen de cerca estos problemas, y estos son algunos de los consejos que dan para que los trayectos en invierno sean de lo más placenteros.

 

 

img_lsaura_20190104-113315_imagenes_lv_t

Para acabar con el vaho de forma rápida, es importante que los difusores estén encarados con el cristal (Seat)

 

 

Uno de los problemas más comunes cuando cogemos el coche estos días de invierno es el vaho en los cristales. El contraste de temperaturas entre el interior y el exterior hace que aparezca este molesto fenómeno, que puede llegar a dificultar enormemente la conducción.

 

 

Para solventarlo, muchos conductores abren las ventanas para equilibrar la temperatura o llenan el coche de aire frío con el aire acondicionado. Se trata de dos soluciones que pueden arreglar el problema, pero que llegan a ser muy molestas durante estos días de temperaturas bajas, nieve, y vientos gélidos.

 

 

img_lsaura_20190104-113315_imagenes_lv_t

Es importante que conozcas el uso de todos los botones y funciones de tu coche (Seat)

 

 

Sin embargo, lo mejor es subir la temperatura del aire acondicionado al máximo, y orientar los difusores hacia la luna y los cristales. Algunos vehículos, incluso, tienen una función específica para desempeñar los cristales. Tómate tiempo para encontrarla antes de arrancar, ya que seguro que te va a sacar de más de un apuro.

 

 

Otro de los problemas comunes es que no acabamos de encontrar la temperatura interior adecuada, ya que podemos estar pasando frío y, de repente, habernos pasado con la calefacción y tener la sensación de conducir dentro de una sauna. Según los expertos, la temperatura ideal para viajar son 21,5ºC, una cifra que también se denomina “temperatura de confort”.

 

 

img_lsaura_20190104-113315_imagenes_lv_t

Los guantes se pueden usar en situaciones muy excepcionales, cuando el frío es extremo (Seat)

 

 

Muchos coches cuentan con un botón u otro tipo de configuración que se encarga de regular la temperatura para llegar precisamente al nivel de confort. Igual que con el botón de desempeño, vale la pena descubrir dónde está o cómo configurar esta opción en nuestro vehículo antes de arrancar.

 

 

Circular a 35ºC es similar a hacerlo con una tasa de alcoholemia de 0,5 g/l”

María García Ingeniera del Departamento de Desarrollo y Aerodinámica de Seat

 

 

Hay que tener en cuenta que es importante no pasarnos con la calefacción. “Circular a 35ºC es similar a hacerlo con una tasa de alcoholemia de 0,5 g/l”, advierte María García, ingeniera del Departamento de Desarrollo y Aerodinámica de Seat.

 

 

Para conducir cómodamente y con una temperatura ideal, es importante que llevemos la ropa adecuada. Por lo tanto, lo importante es regular bien la temperatura dentro del vehículo y dejar de lado los guantes, chaquetas, bufandas, o cualquier otra prenda que nos abrigue más de lo necesario.

 

 

No solo es importante sacarnos todas las capas molestas para evitar el calor, sino que estas piezas de ropa dificultan el movimiento y pueden llegar a ser peligrosas. Por ejemplo, si llevamos puesto un abrigo muy gordo, el cinturón de seguridad no nos va a poder sujetar bien.

 

 

 

FUENTE:  https://www.lavanguardia.com/motor/actualidad/20190107/453927324278/como-afrontar-frio-conducir.html

Share this post


Link to post
Share on other sites

21/01/2019

 

 

Conducción con nieve y hielo: trucos para conducir con seguridad y otros consejos

 

 

Se ha hecho esperar, pero parece que la nieve hará acto de presencia en los próximos días. Si tienes un viaje planeado o te gusta ir a esquiar, te explicamos todo lo que tienes que tener en cuenta para no quedarte atrapado en la nieve.

 

 

 

5c45b4160ce69450258b46ea-conduccion-inve

 

 

 

Nadie quiere que las imágenes del año pasado con centenares de personas atrapadas en la AP-6 a causa de la nieve se repitan. La mala planificación de las autoridades puso la base para que conductores y pasajeros pasaran la noche en mitad de una carretera nevada, pero como conductores tenemos que tener claros una serie de conocimientos antes de echarnos a la calzada en situaciones adversas.

 

 

 

Conducción invernal con nieve y hielo

 
 

 

Lleva cadenas en el coche y aprende a ponerlas
 
 
 

Conducir con nieve y hielo, mejor prevenir

Lo primero que tienes que hacer si las condiciones meteorológicas son desfavorables es pensar si merece la pena arriesgarse a que la nieve te sorprenda en la carretera. No es cuestión de tener miedo, pero sí de ser previsor y minimizar riesgos.

 

 

En caso de que no tengamos más remedio que afrontar el viaje, recuerda llevar contigo unas cadenas, ya que hay puertos de montaña que pueden estar cerrados o que sólo permitan el paso de vehículos con cadenas o neumáticos de invierno.

 

 

No olvides ni mantas, ni bebida, y ten comida a mano. La batería del teléfono móvil es imprescindible y si cuentas con otra externa mejor aún. Extrema todas estas precauciones si viajas con niños, ancianos o enfermos.

 

 

Conducir con nieve y hielo, mira lejos

Una vez que la nieve empieza a cubrir la calzada, nuestro primer consejo es que mires lejos. Ten en cuenta que las maniobras con hielo y nieve son mucho más lentas pero también tenemos que anticiparnos con mayor antelación a lo que va a suceder, ya que tenemos que evitar las maniobras bruscas.

 

 

Piensa con tiempo cuáles van a ser tus próximos movimientos.

 

 

Del mismo modo, debemos, al menos, doblar la distancia de seguridad, para que en caso de perder adherencia no alcancemos al vehículo que nos precede. Recuerda que ya con lluvia o frío intenso los neumáticos de verano no trabajan a temperaturas óptimas y la distancia de frenado aumenta. Por tanto, con nieve o hielo la prevención debe ser multiplicada.

 

 

 

Conducir con nieve y hielo, siempre con las luces puestas

Otra de los requisitos necesarios para conducir con seguridad por la nieve es hacerlo con las luces puestas. Aunque la mayoría de los modelos nuevos traen incorporadas las luces diurnas, recuerda que tan importante es ver como hacernos ver, por lo que con las luces facilitaremos la circulación al resto de vehículos.

 

 

 

Conducción invernal con nieve y hielo

Con nieve y hielo, desconecta el ESP para poner circular
 
 

Conducir con nieve y hielo, qué hacer con el ESP

El control de estabilidad es uno de los avances más importantes de las últimas décadas en el sector del automóvil, pero resulta completamente inútil cuando entre el neumático y la calzada nos encontramos hielo y/o nieve.

 

 

Lo primero es que si el ESP entiende que las ruedas están patinando, lo primero que va a hacer es cortar el acelerador, por lo que no podremos salir y movernos de donde estamos. En segundo lugar, si el coche detecta que una rueda tiene adherencia y el resto patinan, lo primero que va a hacer es bloquear la rueda que mejor traccionaría, ya que entiende que el vehículo está sufriendo un sobreviraje (derrapa) o un subviraje (se va de morro).

 

 

Utilizar el ESP en situaciones de nieve o hielo puede “volver loco” al sistema y hacer que éste sea completamente inservible.

 

 

 

Conducir con nieve y hielo, sé muy suave

Una vez en marcha, evita cualquier tipo de maniobra brusca. Olvida los frenazos, los acelerones y los cambios rápidos de dirección, ya que lo único que conseguirás es que los neumáticos pierdan la poca adherencia que hayan conseguido y te convertirás en un pasajero.

 

 

Por ello, circula siempre con la marcha más larga posible. De esta manera reducimos la potencia entregada al acelerar y, por tanto, que las ruedas patinen. De igual modo, trata de tener mucho tacto con el pedal del freno.

 

 

Aunque te parezca que el espacio para frenar es reducido, controla el pie derecho y nunca pegues un pisotón, ya que bloquearás las ruedas y sólo conseguirás deslizarte por la calzada hasta que la inercia desaparezca o choquemos contra un obstáculo u otro vehículo.

 

 

 

FUENTE:  https://www.autopista.es/trucos-y-consejos/articulo/conduccion-nieve-y-hielo-conducir-seguridad

Share this post


Link to post
Share on other sites

22/01/2019

 

 

 

Cómo consultar el estado de las carreteras en tiempo real y circular en caso de nieve

 

 

La DGT ofrece en su página web un buen número de cámaras para comprobar el estado de las carreteras antes de salir de casa. Y, además, te contamos qué hacer en situaciones de riesgo, como el temporal anunciado de frío y nieve para los próximos días.

 

 

 

5c46f7320de694ad7b3493c6-como-consultar-

 

 

 

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha anunciado un buen número de alertas en nuestro país para hoy, especialmente en la mitad norte peninsular, y los próximos días 23 y 24 de enero. La lluvia, la nieve y el frío son los principales focos de preocupación para quienes tienen que circular estos días, quienes también tendrán que enfrentarse a las placas de hielo propias de estos meses de invierno.

 

 

Por ello, la DGT ha recordado que antes de salir de casa debemos extremar las precauciones si nos encontramos en zonas de riesgo (ya hay alertas amarillas y rojas repartidas por la geografía española) consultando algunas fuentes con las que decidir qué camino tomar y cuál es la situación a tiempo real en cada momento.

 

 

En este enlace puedes encontrar toda la información sobre las carreteras que están afectadas por hielo y nieve en el día de hoy, con información que se actualiza cada 24 horas. Una vez dentro, un listado nos muestra todas las vías afectadas, el por qué y cuáles son las restricciones de circulación por ellas. Además, otra de las páginas nos muestra todas las alertas meteorológicas en tiempo real en nuestro país y cómo estas afectan a la conducción.

 

 

Recuerda que también puedes consultar las imágenes de las cámaras que la DGT tiene repartidas por las vías españolas.

 

 

Las medidas que puede tomar la DGT

En el caso de que la circulación se complique, la DGT también ha recordado cuáles son las medidas más habituales en aquellas carreteras donde se esté realizando un seguimiento por acumulación de hielo y nieve.

 

 

  • Restricciones a la circulación de vehículos pesados.

  • Restricciones a la circulación a otros vehículos que no cuenten con neumáticos de invierno o cadenas.

  • Limitar la velocidad de circulación y prohibir adelantamientos.

  • Cortes totales preventivos

  • Seguimiento obligatorio de desvíos alternativos.

 

 

 

Cómo consultar el estado de las carreteras en tiempo real y circular en caso de nieve

 

 

Temporal de nieve en España para los días 22, 23 y 24 de enero
 
 

¿Qué hago si necesito viajar?

Si a pesar de los avisos necesitas realizar un viaje por las zonas afectadas. Lo primero que tienes que hacer es preguntarte si éste es necesario o puede ser aplazado. En el caso de que no sea imprescindible, lo mejor que puedes hacer es dejar el viaje para otro día, pero si no cuentas con esta alternativa, ten en cuenta una serie de consejos.

 

 

Lo mejor es que viajes con el depósito lo más lleno posible.** Al ralentí, un coche consume algo más de un litro de combustible cada hora**, por lo que si quedas atrapado por la nieve y cuentas con menos de un cuarto de depósito tendrás para unas 10 horas de combustible y, por tanto, de calefacción. Además, te permitirá afrontar más kilómetros y no tener problemas si necesitas realizar más kilómetros debido a un desvío.

 

 

Lo mejor, prevenir antes que curar. Viaja con mantas, comida y bebida. Tampoco olvides la medicación necesaria si lo haces con personas enfermas, niños o ancianos. Y en cuanto al vehículo, incluye cadenas en tu equipamiento (no serán necesarias si montas neumáticos de invierno) y una pequeña pala tampoco te vendrá mal si tu coche se queda atrapado en la nieve.

 

 

En la carretera, mucha precaución

Una vez en marcha, cuida la conducción, trata de que ésta sea segura y preventiva, adelantándote a los posibles imprevistos dejando la distancia de seguridad suficiente y mirando lejos, comprobando continuamente qué es lo que sucede decenas de metros por delante. Tampoco olvides las luces, tan importante es ver como hacernos ver a los demás.

 

 

Mientras ruedas, evita las maniobras bruscas, tanto los giros como las aceleraciones o las frenadas, ya que no tardarás en perder la adherencia de las ruedas y, por tanto, de los sistemas de tracción. Las marchas largas, por tanto, son tus mejores aliadas.

 

 

Por último, en caso de encontrar nieve abundante en la carretera, recuerda desconectar el ESP, ya que el sistema pierde eficacia y puede trabajar erróneamente por la pérdida de adherencia de los neumáticos. Tampoco olvides utilizar las mismas rodaduras que el resto de los vehículos si no la acumulación de nieve no es demasiado abundante. En caso contrario, trata de situar los neumáticos sobre nieve que no haya sido pisada anteriormente.

 

 

 

Cómo consultar el estado de las carreteras en tiempo real y circular en caso de nieve

Todos deberíamos conocer cómo poner las cadenas de nuestros vehículos
 
 
 
 

 

 

 

Share this post


Link to post
Share on other sites
.
 
 

Si no sabes poner las cadenas, es momento de aprender

Uno de los mayores inconvenientes a la hora de poner las cadenas es que, simple y llanamente, muchos conductores no saben hacerlo. Si eres uno de ellos, recuerda que poner saber equipar los neumáticos de tu vehículo puede ser la diferencia entre quedarte o no atrapado en la nieve o tener que desviarte cientos de kilómetros para llegar a tu destino.

 

 

Lo primero que tenemos que saber es que las cadenas no obran milagros. Una vez puestas tendremos que circular a un máximo de 30 km/h y mantener toda nuestra atención para circular con maniobras seguras y suaves. Además, recuerda que hay dos tipos de cadenas, las tradicionales metálicas y las textiles.

 

 

En ambos casos, las cadenas deben situarse en las ruedas motrices del vehículo. Es decir, si nuestro coche es tracción delantera, tendremos que situarlas en las ruedas delanteras, mientras que si es de propulsión, el lugar correcto son las ruedas traseras. En el caso de los vehículos con tracción permanente a las cuatro ruedas, lo aconsejable es equipar todas las ruedas con el sistema de cadenas, pero si el reparto es variable, habrá que consultar el manual del vehículo.

 

 

 

Captura.JPG.d377918da7c66dc043c5fbc3643de46f.JPG

 

 

 

Además, ten en cuenta que las cadenas están pensadas para ser utilizadas con la nieve y el hielo, por lo que usar unas cadenas metálicas sin nieve degradará en gran medida el neumático. Y ten en cuenta que si contamos con cadenas textiles, éstas se destrozarán en menos de 500 metros desde el momento que desaparezca por completo la nieve.

 

 

Los tweets superior e inferior de la DGT nos muestran cómo deben ser instaladas.

 

 

 

Captura.JPG.1c6b84447300cd362ef0b8c0df385b00.JPG

 

 

 

Y si la nieve es una habitual, neumáticos de invierno

Aunque si todos los años te encuentras con el mismo problema con las cadenas, lo más probable es que necesites neumáticos de invierno, ya que su eficacia a bajas temperaturas es mucho mayor que los de verano, aparezca o no la nieve.

 

 

De hecho, a 80 km/h y con 7 grados de temperatura, los neumáticos frenan 6 metros antes que unos de verano. Una diferencia de frenado que se multiplica por dos cuando la nieve hace acto de presencia. Y es que mientras un neumático de invierno que trabaja a 50 km/h y a 7 grados de temperatura ambiente, sólo necesita 32 metros para detener el vehículo, el de verano necesitará 61 metros.

 

 

 

Captura.JPG.3a5243e7c78e5f0577014ec8a2ba7347.JPG

 

 

 

 

FUENTE:  https://www.autopista.es/noticias-motor/articulo/como-consultar-el-estado-de-las-carreteras-en-tiempo-real-y-circular-en-caso-de-nieve

Share this post


Link to post
Share on other sites

01/02/2019

 

 

Los peligros del frío extremo en los coches: qué se puede romper y averiar

 

 

Estados Unidos está viviendo una de las peores olas de frío desde que se tienen registros. Pero, ¿cómo afecta esto a los coches que están aparcados en la calle? Repasamos todo lo que se puede romper y averiar como consecuencia del frío extremo.

 

 

 

5c5416d70ce694514b8b45eb-los-peligros-de

 

 

 

Frío extremo y Estados Unidos son dos palabras que se complementan todos los inviernos. Pero no todos los inviernos son como este. Viendo Fargo, podíamos suponer que un invierno en Dakota del Norte no debe ser apacible, pero es que en Chicago se han registrado 28 grados bajo cero y en Minnesotta se han llegado a los 40 bajo cero.

 

 

Como no puede ser de otra manera, estas temperaturas han perturbado gravemente el día a día de los estadounidenses del medio oeste, teniendo que quemar las vías del ferrocarril con incendios controlados para que los trenes puedan circular por ellas. Pero, ¿cómo afectan estas temperaturas a la salud de tu coche?

 
 

Como vas a ver a continuación, si algún día te encuentras en una situación similar, lo mejor es que te olvides de tu vehículo y reces porque los daños sean los mínimos posibles si está aparcado en la calle.

 

 

Adiós a la batería, imposible arrancar

Antes de nada, si pese al asfalto nevado y las calles impracticables decides circular con tu coche, lleva una batería debajo del brazo. Con el coche aparcado en la calle y temperaturas inferiores a veinte grados bajo cero, la batería está completamente muerta, no hace falta ni probarla. Tanto es así que aunque quisieras abrir tu coche con el mando a distancia, ni si quiera respondería a esta demanda tan simple.

 

 

 

Los peligros del frío extremo en los coches: qué se puede romper y averiar

 

 

Las temperaturas por debajo de 15 grados bajo cero desaconsejan coger el coche
 
 

A rascar los parabrisas

Además, baja con tiempo al coche. Con esas temperaturas, echar un poco de agua al parabrisas es casi un suicidio. Y es que no hace falta que el agua esté caliente o se lance de golpe para que el cristal estalle. Piensa que por muy fría que tengas el agua del grifo, habrá al menos 30 grados de diferencia entre la superficie acristalada y el líquido. Siendo así, sólo te queda rascar y rascar, pero te va a llevar un buen rato (y gran esfuerzo) retirar todo el hielo.

 

 

Todos los líquidos congelados, motor quemado

Como te veníamos avisando, lo mejor que puedes hacer es quedarte en casa. Y es que el simple hecho de intentar arrancar el motor puede acabar con el mismo. Piensa que todos los aceites y grasas se vuelven muy viscosos por debajo de los 10 grados bajo cero, por lo que forzar a su funcionamiento sin ningún tipo de lubricación interior acabará por destruir todos los componentes.

 

 

De igual modo, algunas partículas del Diesel se congelan por debajo de los 15 grados bajo cero. Con la gasolina no hay problema, porque resiste temperaturas mucho mayores, pero en el gasóleo se generan partículas sólidas que obstruirán los conductos de paso. Sumado a que el anticongelante formará pequeñas pelotas que impedirán su correcto funcionamiento, arrancar el coche es el mejor modo de acabar con tu motor en unos pocos segundos.

 

 

 

Los peligros del frío extremo en los coches: qué se puede romper y averiar

Arrancar el coche puede destrozar la mecánica
 
 

Por suerte, nada de esto te va a pasar

Y nada te va a pasar porque,lo más normal, es que todas las juntas y los plásticos se hayan congelado y pegado a la carrocería. Hay algo más crítico en que las gomas de los limpiaparabrisas se hayan pegado al cristal y es que la puerta esté, literalmente, congelada.

 

 

A no ser que tengas mucha paciencia y con un soplete intentes derretir el hielo poco a poco, vas a encontrar el bombín de la cerradura congelado, por lo que no te permitirá hacer girar la llave. Siempre que puedas introducir la llave. Y en el caso de que consiguieras hacerla girar, más te vale tener fuerza, porque vas a tener que arrancar la puerta si quieres acceder a su interior.

 

 

Qué revisar una vez pasada la ola de frío

La mejor solución, por tanto, es esperar a que escampe el temporal. De lo poco que se puede hacer es aguantar los días de frío y, una vez que se han alcanzado temperaturas normales, cercanas a los cero grados centígrados, hacer un repaso por todos los elementos que necesitan ser reemplazados.

 

 

Para empezar, la batería va a tener que ser cambiada casi seguro y, probablemente, lo mejor es que hagas lo mismo con las gomas del limpiaparabrisas. Además, lleva el coche al taller para una buena revisión, pues puede que los plásticos y las gomas se hayan quebrado, al menos en parte, debido a la contracción de los materiales con el frío.

 

 

Y antes de arrancar comprueba la presión de los neumáticos, ya que con el frío pierden presión. Si no llevas una bomba portátil para hincharlos, lo lógico es que se encuentren en unos niveles peligrosos para la circulación.

 

 

 

 

FUENTE:  https://www.autopista.es/noticias-motor/articulo/los-peligros-del-frio-extremo-en-los-coches-que-se-puede-romper-y-averiar

Share this post


Link to post
Share on other sites

03/06/2019

 

 

 

 

¿Sufrió el coche de Reyes un reventón a 237 km/h? Por qué es importante llevar los neumáticos en buen estado

 

 

Las primeras investigaciones del accidente de José Antonio Reyes anticipan que el coche podría haberse salido de la vía por la combinación de la alta velocidad y el reventón de una rueda.

 

 

 

5cf4da5b0de69418753497ef-iba-el-coche-de

 

 

 

La noticia trágica del fin de semana llegó con el accidente de José Antonio Reyes, jugador de fútbol sevillano, que acabó con su vida, la de un familiar y dejó en estado grave a un tercero. Su fallecimiento, tras el incendio del Mercedes Brabus S550 de 380 CV, está siendo investigado por la Guardia Civil.

 

 

 
 

El atestado, según Mundo Deportivo, recoge que el vehículo circulaba a 237 km/h, pero que el verdadero detonante de su salida de la vía fue un reventón en una de sus ruedas. Esto provocó que el conductor perdiera el control, golpeara contra unos bloques de obra y acabara volcando fuera de la carretera.

 

 

 

¿Iba el coche de Reyes a 237 km/h? ¿El accidente ocurrió por el reventón de una rueda?

 

 

Comprobar las presiones es esencial para evitar accidentes
 
 

La importancia de comprobar las presiones de las ruedas

El accidente de José Antonio Reyes es el vivo ejemplo de por qué hay que comprobar la presión de los neumáticos de forma regular. Recordemos que las gomas son la única parte de nuestro automóvil que se mantiene en contacto con el suelo y que mantenerlas en buen estado es esencial para evitar accidentes.

 

 

Además de comprobar que el desgaste del neumático no supera los mínimos legales (1,6 mm, aunque se recomienda no bajar de 3 mm) las presiones son esenciales para evitar que un reventón nos lleve a tener un accidente. Este tipo de situaciones pueden ser fatales si se circula con exceso de velocidad, pero también si lo hacemos por autovía a 120 km/h o en una secundaria a 90 km/h.

 

 

Por ello, comprueba cada dos meses (como máximo) el estado de los neumáticos y sus presiones. Éstas deben mantener los niveles señalados por el fabricante del vehículo, nunca ser superiores o inferiores, ya que estaremos alterando su funcionamiento. Para que la prueba sea correcta, hazla en la gasolinera más cercana a tu domicilio para que las gomas estén frías y nunca con el maletero lleno.

 

 

 

FUENTE:  https://www.autopista.es/noticias-motor/articulo/coche-de-reyes-reventon-a-237-km-h-por-que-es-importante-llevar-neumaticos-buen-estado

Share this post


Link to post
Share on other sites

05/06/2019

 

 

La Guardia Civil confirma la velocidad a la que iba Reyes en su accidente y la DGT opina

 

 

La Guarida Civil ha confirmado que el futbolista José Antonio Reyes circulaba a más de 220 km/h en el momento de su accidente. Pere Navarro da su opinión sobre el mismo.

 

 

 

 

5cf7763b0ce6949d588b4b62-la-guardia-civi

 

 

 

Las informaciones que señalaban que el coche de José Antonio Reyes circulaba a 237 km/h en el momento de su accidente pueden no ser ciertas, pero parece que no diferirán mucho de la velocidad final a la que se movía el automóvil. Tal y como han confirmado fuentes de la Guardia Civil a la agencia EFE, el coche del futbolista superaba los 220 km/h en el momento del accidente.

 

 

La agencia EFE hace referencia a fuentes de la propia Guardia Civil que, en parte, han contado con el apoyo de Pere Navarro, director de la DGT, quien ha asegurado que la causa principal de la muerte de Reyes se debió a la alta velocidad a la que circulaba y recordó que hacerlo por encima de los 200 km/h está contemplado como un delito en nuestro país.

 

 

Además, Navarro también ha aprovechado su intervención pública durante la presentación del libro La movilidad al trabajo: un reto pendiente, para hacer hincapié en que la velocidad es uno de los mayores problemas a los que se enfrenta un conductor. “Lo que mata es la velocidad”, ha asegurado el director de la DGT, quien también ha asegurado que comprar un coche que puede ir a más de 200 km/h sólo te puede llevar a la cárcel.

 

 

En cuanto al informe de la Guardia Civil respecto al accidente del futbolista, Navarro ha confirmado que el estudio aún no es definitivo y que “más vale hacerlo bien que hacerlo rápido”, pero también que “no es tan complicada” ya que salida de la vía, vuelta e incendio es un problema de la velocidad, ha remarcado.

 

 

 

FUENTE:  https://www.autopista.es/noticias-motor/articulo/la-guardia-civil-confirma-la-velocidad-a-la-que-iba-reyes-en-su-accidente-y-la-dgt-opina

Share this post


Link to post
Share on other sites

20/11/2019

 

 

 

Por qué en invierno tu coche consume más combustible… y cómo solucionarlo

 

 

 

Seguramente te has dado cuenta… o, quizá, no: pero sí, tu coche consume algo más combustible ahora en invierno con el frío. ¿Por qué? ¿Cómo podemos solucionarlo?

 

 

 

 

5dd52b640ee694552c34945c-por-que-en-invi

 

 

 

 

Los extremos nunca son buenos, y tampoco por supuesto en las temperaturas. El calor puede provocar muchas averías en los coches, tal y como te hemos contado este pasado verano. Pero el frío, que ha llegado definitivamente ya para quedarse durante unos meses, también afecta a los vehículos notablemente. Por eso es importante prepararlos bien.

 

 

 
 

Hoy, no obstante, nos vamos a centrar en un aspecto concreto: el consumo de combustible. Y es que el gasto también sufre modificaciones tanto con el calor extremo como con el frío. Como estamos ya cerquita del invierno, te explicamos por qué y cómo puede minimizarse.

 

 

Con el frío, es obvio que el coche va a tener que realizar en general más esfuerzos mecánicos para conseguir esa temperatura óptima de uso y de circulación, por lo que el consumo de combustible aparece como el gran perjudicado. Especialmente, claro, si el vehículo duerme en la calle y está sometido a grandes caídas de temperatura: hacerlo en garaje supone importantes beneficios.

 

 

 

Por qué en invierno tu coche consume más combustible… y cómo solucionarlo

 

 

No abusar de la calefacción ayuda a contener el consumo
 
 

Pero, ¿por qué aumenta el consumo de combustible con el frío? Para empezar, porque el motor, como tú, también necesita entrar en calor. Durante los primeros minutos de arranque, para alcanzar una temperatura ideal necesitan inyectar más carburante en los cilindros para obtener un óptimo rendimiento. De este modo, el gasto empieza a incrementarse.

 

 

Pero también la batería juega un papel importante. El frío perjudica notablemente sus prestaciones, y te hemos contado ya muchas veces que en esta época sufre mucho siendo una de las principales fuentes de averías en los coches. El alternador necesita también trabajar más con el objetivo de producir la energía que el vehículo necesita… y sube también el consumo.

 

 

Otro factor de incremento son los neumáticos. ¿Por qué? Con el frío, el aire de las gomas rebaja su temperatura haciendo que disminuya la presión y que se incremente por tanto la fricción y el rozamiento contra el asfalto. Otro nuevo punto ligero de fuga de consumo de nuestro coche.

 

 

Y, por último, lo más obvio: la calefacción. Del mismo modo que en invierno el aire acondicionado incrementa mucho el consumo, el abuso de una temperatura alta en el interior del vehículo, también. Así que, además de intentar que el coche duerma en garaje, circular con una temperatura correcta sin necesidad de convertir el coche en una sauna, es otro consejo importante que puede en este caso contener el exceso de consumo.

 

 

 

FUENTE:  https://www.autopista.es/noticias-motor/articulo/por-que-en-invierno-tu-coche-consume-mas-combustible-y-como-solucionarlo

Share this post


Link to post
Share on other sites

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Reply to this topic...

×   Pasted as rich text.   Paste as plain text instead

  Only 75 emoji are allowed.

×   Your link has been automatically embedded.   Display as a link instead

×   Your previous content has been restored.   Clear editor

×   You cannot paste images directly. Upload or insert images from URL.

Sign in to follow this  

  • Recently Browsing   0 members

    No registered users viewing this page.

×
×
  • Create New...

Important Information

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web (personalizar anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico). Compartimos esa información con nuestros partners. Privacy Policy.