Jump to content

Sign in to follow this  
Ocio

Coches destrozados por el viento y las lluvias de la tormenta Ana: ¿lo cubre el seguro?

Recommended Posts

11/12/2017

 

 

 

 

Las rachas de viento de 140 km/h y las fuertes lluvias de la tormenta atlántica Ana han provocado innumerables daños en coches. Ahora bien, ¿lo cubre el seguro?

 

 

 

 

01.jpg.775b71072c64e8052a9899c52e2b2e00.jpg

 

 

 

 

La primera gran borrasca atlántica del otoño de 2017, la tormenta Ana, ha traído a muchas zonas de España lluvias torrenciales y rachas de viento que han alcanzado e incluso superado los 140 km/h. Los efectos de esta ciclogénesis explosiva se han hecho notar en la infraestructura de muchas calles y carreteras, con zonas inundadas y ramas de árboles caídas que, en muchos casos, han provocado el destrozo de muchos coches que circulaban por la vía o que estaban estacionados en la misma. Por este motivo, muchos conductores se preguntan si estos daños lo cubre o no el seguro.

 

 

Desde verano de 2016, el Consorcio de Compensación de Seguros asume todos los riesgos por catástrofe natural de los vehículos asegurados “a terceros”. Previamente, si un automóvil sufría daños como consecuencia de una catástrofe natural, terrorismo… y dicho vehículo estaba asegurado con un seguro “a terceros”, el Consorcio de Compensación de Seguros no se hacía cargo de ningún tipo de indemnización.

 

 

Con dicha modificación, desde el 1 de julio de 2016, todos los vehículos asegurados mediante una póliza de seguro de responsabilidad civil de automóviles en España pasan a estar cubiertos por el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) por los daños materiales producidos por riesgos extraordinarios aun cuando no tuvieran contratada una cobertura de daños propios. Hasta esta fecha, el consorcio sólo cubría dichos daños materiales si el coche estaba asegurado con una póliza “a todo riesgo”, según Automovilistas Europeos Asociados.

 

 

Lo que sí cubre ahora el Consorcio de Compensación de Seguros

El Consorcio de Compensación de Seguros sí indemnizará los daños producidos a los coches con seguro a terceros en los siguientes fenómenos de la naturaleza: terremotos y maremotos; inundaciones extraordinarias (incluidas las producidas por embates de mar o cuando se trata de anegamiento del terreno producido por agua de lluvia y desbordamiento de los ríos. No se incluye el desbordamiento del agua producido por presas, canales, alcantarillas y otros cauces subterráneos producidos por el hombre al reventarse, romperse o averiarse).

 

 

Los afectados también recibirán indemnizaciones en casos de erupciones volcánicas, tempestad ciclónica atípica (con vientos con rachas superiores a los 120 km/h y los tornados), las caídas de cuerpos siderales y aerolitos. El granizo, sin embargo, no está cubierto.

 

 

 

 

FUENTE:  http://www.autopista.es/noticias-motor/articulo/tormenta-ana-lluvias-viento-danos-coches-cubre-seguro

Share this post


Link to post
Share on other sites

¡Cómo no el granizo sin cubrir!

 

Como es más constante...

 

Sin embargo en cuanto a fechas yo sé de una reparación que en su día hicimos por causas terroristas en un Chrysler Voyager y el CCS sí se hizo cargo. Dicha acción fue bastante anterior a la fecha indicada como tema.

Share this post


Link to post
Share on other sites

23/08/2018

 

 

Seguro de coche: 10 casos que no te cubre la póliza (VÍDEO)

 

 

Atentos a la letra pequeña, también presente en los seguros de coches. Éstas son algunas de las excepciones e incidencias de las que tu seguro no se hará cargo.
 
 
Ver VÍDEO: Puntea aquí.
 
 
 

Tener una póliza a todo riesgo para tu coche no te valdrá para ir a reclamar todo tipo de incidencias a tu seguro. En este vídeo te contamos cuáles son esos casos que se consideran como excepción y de los que tu seguro no se hará cargo. Es la letra pequeña, tan desconocida para el ser humano y que pocas veces nos preocupamos de consultar.

 

 

No, no todas las incidencias que tengas con tu vehículo las va a cubrir el seguro. Estos 10 casos que te explicamos en el vídeo, como podrás comprobar, van más allá de las coberturas que tengamos contratadas. Por ejemplo, los desastres naturales y meteorológicos no están cubiertos; aunque en este caso específico ten en cuenta que el Consorcio de Compensación de Seguros sí que se hará cargo de los posibles desperfectos.

 

 

Ciertas conductas inadecuadas por parte del conductor no serán pasadas por alto por el seguro: conducir con la ITV caducada y tener un accidente, hacerlo bajo los efectos del alcohol o drogas, conducir sin carné… Éstas y más razones, que profundizamos también en este artículo, son las que deberías conocer para que, dado el caso, estés alerta.

 

 

 

 

FUENTE:  https://www.autopista.es/videos/articulo/seguro-de-coche-10-casos-no-cubre-poliza-seguro

Share this post


Link to post
Share on other sites

12/06/2019

 

 

 

Mi coche, en llamas por un incendio: ¿lo cubre el seguro?

 

 

Un incendio puede acabar con nuestro coche y, en ese caso, ¿hay alguna manera de recuperar el valor del mismo? ¿Lo cubre el seguro?

 

 

 

5d00e4050de6949e5f349427-mi-coche-en-lla

 

 

 

Cuando contratamos un seguro hay que leer todas las cláusulas con detenimiento y los daños por el fuego suelen ser una de esas coberturas críticas con las que hay que estar muy atento. Por ello, antes de firmar algo, te recomendamos que leas con detenimiento todos los detalles, las excepciones y qué es lo que cubre y lo que no cubre tu seguro.

 

 

 

Lo primero que debes tener en cuenta antes de contratar un seguro son las dos tipologías básicas con las que te encontrarás:

 

  • Seguro a terceros: Hablamos del seguro mínimo exigido que todo vehículo debe tener. Es una cobertura de responsabilidad civil con la que nuestro seguro se hará cargo de los daños que podamos causar a terceros con nuestro coche, pero no cubrirá los daños físicos producidos al conductor ni los sufridos por el vehículo. Del mismo modo, en caso de un acto vandálico o una catástrofe natural, nuestro coche tampoco está asegurado.

  • A todo riesgo: En este caso, tanto el conductor como el vehículo está asegurado, además de la ya mencionada cobertura mínima de responsabilidad civil, siempre que tengamos un accidente o seamos víctimas de una desgracia, bien por un acto de vandalismo o por un desastre natural. Evidentemente, su cuota es más cara.

 

Las coberturas adicionales y las franquicias

El caso de los incendios es una situación particular por lo excepcional del momento. Como hemos dicho, los seguros a terceros no cubren los daños al coche a menos que hayan sido generados por otros y, sobre todo, esos otros respondan de ello.

 

 

Es decir, nuestro coche no está asegurado si nos lo roban y no se encuentra al responsable. Y lo mismo sucede si nos lo incendian o nos rompen las ventanillas. Pero debes tener en cuenta que esto tampoco sucede si la persona acusada de las acciones anteriores no cuenta con el patrimonio suficiente para hacer frente al pago de los mismos.

 

 

Para evitar encontrarnos en esta situación, las compañías suelen ofrecer coberturas ampliadas del seguro a terceros, como el robo, las ventanillas o, como ya hemos dicho, los incendios. Como puedes imaginar, todas estas coberturas adicionales generan un aumento en la cuota del mismo, pero permitirá obtener el valor del coche o de su reparación siempre que los daños no superen el 75 por ciento del valor venal del coche, es decir, el valor que tendría el vehículo en el mercado en el momento que se producen los daños.

 

 

Y, por último, ten en cuenta otra particularidad. Algunas compañías ofrecen ampliaciones de cobertura bajo franquicias. Es decir, el seguro pasa a cubrir los daños sobre las ventanillas o en caso de robo o de incendio, e incluso en opciones a todo riesgo, si el pagador se hace cargo del primer tramo del precio de la reparación.

 

 

Es decir, si contratamos un seguro con franquicia de 200 euros y un pequeño incendio producido por una colilla sólo ha provocado daños por valor de 300 euros, el propietario tendrá que desembolsar los primeros 200 euros y, a continuación, el seguro pagará los 100 euros restantes.

 

 

Si, por el contrario, el dinero a desembolsar es de 1.000 euros, el pagador hará frente a esos primeros 200 euros, mientras que el seguro pondrá de su bolsillo los 800 euros que quedan para cubrir la reparación. En caso de no llegar al límite de 200 euros, será el contratante del seguro el que haga frente a la cantidad requerida.

 

 

 

 

FUENTE:  https://www.autopista.es/noticias-motor/articulo/mi-coche-en-llamas-por-un-incendio-lo-cubre-el-seguro

Share this post


Link to post
Share on other sites

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Reply to this topic...

×   Pasted as rich text.   Paste as plain text instead

  Only 75 emoji are allowed.

×   Your link has been automatically embedded.   Display as a link instead

×   Your previous content has been restored.   Clear editor

×   You cannot paste images directly. Upload or insert images from URL.

Sign in to follow this  

  • Recently Browsing   0 members

    No registered users viewing this page.

×
×
  • Create New...

Important Information

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web (personalizar anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico). Compartimos esa información con nuestros partners. Privacy Policy.