Jump to content
Sign in to follow this  
Ocio

Audi Q7 e-tron 3.0 TDI quattro, un híbrido austero y de lujo.

Recommended Posts

05/11/2015

 

Primera prueba a bordo del interesante Audi Q7 e-tron 3.0 TDI quattro, un SUV híbrido enchufable con la última tecnología y de consumos más que razonables.

 

 

article-audi-q7-e-tron-tdi-quattro-563a2

 

 

El Audi Q7 e-tron TDI quattro tiene el honor de ser el primer coche Diesel híbrido enchufable de la marca alemana, que además incluye el más que comprobado y eficaz sistema quattro de tracción integral inteligente. Su estreno fue en el pasado Salón del Automóvil de Ginebra 2015 y ahora nos hemos podido poner a sus mandos.

 

En las entrañas técnicas del Audi Q7 e-tron TDI quattro nos encontramos con un motor Diesel 3.0 TDI V6 de 258 CV. También son importantes un motor eléctrico de 94 kW (unos 128 CV) y un pack de baterías de ión-litio colocadas bajo los asientos traseros de 17,3 kWh de capacidad. En total, la potencia del sistema híbrido de este Audi Q7 es de 373 CV, mientras que el par máximo declarado es de 700 Nm. Un cambio automático Tiptronic de ocho marchas y el sistema de tracción quattro se encargan de transferir al suelo toda su fuerza al asfalto o zona off road por la que estemos circulando.

 

 

imagegallery-45537-563a295fd4e32.jpg

 

Como coche híbrido en paralelo, el Audi Q7 e-tron TDI quattro ofrece cuatro modos de funcionamiento: EV o cien por cien eléctrico (hasta 56 km de autonomía si las circunstancias de conducción y la carga de batería son las idóneas), Hybrid Mode (el motor eléctrico y el motor Diesel interactúan del modo más eficiente), Battery Hold (el sistema híbrido trata de conservar la mayor parte de energía almacenada en la batería) y Battery Charge (para cargar la batería, el motor Diesel funciona a pleno rendimiento para mover el coche y para activar de una forma más enérgica el generador).

 

Audi Q7 e-tron 3.0 TDI quattro: antelación y recomendación

Para elegir el modo de conducción más apropiado a bordo del Audi Q7 e-tron TDI quattro, el sistema de navegación, información y entretenimiento MMI analiza en todo momento las condiciones del tráfico, la distancia que se va a recorrer y las propias características de la carretera por la que se va a circular. Con la recopilación de todos estos datos, se recomienda al conductor el modo de funcionamiento del sistema híbrido más recomendable para cada situación. En nuestra primera toma de contacto, el sistema nos anticipaba unos 3 km antes lo que nos íbamos a encontrar sugiriéndonos el modo idóneo de funcionamiento híbrido. Después de nuestra prueba y tras hacer caso a las indicaciones que nos iba haciendo el sistema, logramos recorrer un 58 por ciento en modo libre de emisiones (o modo cien por cien eléctrico) en un recorrido mixto de ciudad y tramos interurbanos de unos 140 km. En cuanto al consumo real de combustible que nos marcaba el ordenador a bordo éste arrojaba 5,8 l/100 km (muy lejos quedan esos 1,7 l/100 km de gasto de homologación, en la que los primeros kilómetros se realizan con la batería en su nivel de carga máximo).

 

 

imagegallery-45537-563a295ec15c0.jpg

 

 

El modo Hybrid Mode es el más recomendable para la mayor parte de ocasiones. En este modo, el sistema ya recarga baterías en cada una de las deceleraciones y frenadas. Si nos anticipamos a la conducción y a las distintas circunstancias de tráfico, podemos levantar el pie del acelerador y dejar que el coche deslice (conducción a vela) hasta llegar a un semáforo o a una parada.

 

Audi Q7 e-tron 3.0 TDI quattro: refinado y versátil

Sobresaliente trabajo de insonorización del motor Diesel y de aislamiento del interior en el Audi Q7 e-tron TDI quattro. Sólo cuando realmente pisamos a fondo el acelerador y exigimos al motor de gasóleo que dé todo lo que tiene es cuando apreciamos cierta rumorosidad.

 

Por su parte, el sistema opcional de suspensión neumática y el sistema dinámico de conducción Audi Drive Select permiten aumentar la de por sí versatilidad a sus mandos del Audi Q7 e-tron. En combinación con la tracción quattro y controlando varios parámetros técnicos, el conductor tiene ante si hasta siete modos de conducción: Lift-offroad (la carrocería sube a su altura máxima), Allroad, Efficiency, Comfort, Auto, Dynamic e Individual.

 

Audi Q7 e-tron 3.0 TDI quattro: tiempos de carga

Si se quiere recurrir a la carga externa de la batería en el Audi Q7 e-tron TDI quattro, los tiempos estimados de carga son los siguientes: unas 8 horas si se conecta a una toma eléctrica doméstica de 240 V y unas 2 horas y media si se conecta a una toma de carga rápida de tipo industrial de 7,2 kW de potencia.

 

 

 

Fuente: http://www.autopista.es/pruebas-de-coches/articulo/audi-q7-e-tron-tdi-quattro

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Muy interesante. Y mantiene los 640 L de maletero a costa principalmente de los dos asientos suplementarios. Aunque viene ya muy equipado (faros LED, navegador, etc...) ... mucha tela... 80 y tantos mil € de salida.

Share this post


Link to post
Share on other sites
13-11-2015 Audi Q7 e-tron quattro 2016

El Q7 e-tron es la versión híbrida enchufable del Audi Q7 2015. Estará disponible en primavera de 2016 por 82 960 €. Un Q7 Diesel de 272 CV cuesta 17 000 € menos y un Q7 de gasolina con 333 CV, 15 750 € menos (ficha comparativa técnica y de precios).

Sus dos motores (eléctrico y Diesel) dan una potencia conjunta de 374 CV. La batería de iones de litio que alimenta al eléctrico tiene capacidad suficiente para recorrer 56 kilómetros (distancia según el consumo eléctrico homologado) entre recargas. Estas se realizan en una toma de corriente alterna y pueden realizarse en un mínimo de dos horas y media (400 V y 20 A) a un máximo de ocho (en una toma convencional de 230 V y 10 A). Como el resto de la gama, el e-tron tiene tracción total.

 

El consumo de combustible homologado es 1,7 l/100 km. No es una cifra comparable con la de un modelo que no sea híbrido enchufable, porque la batería permite que el coche circule sin gastar combustible en la prueba de homologación. Cuanto mayor capacidad tiene, menor es el consumo. En una utilización real, en la que se recorra más distancia de la que permite la carga de la batería, el consumo será muy superior a esa cifra de menos de dos litros cada cien kilómetros. Dada la diferencia de precio con las versiones Diesel de 272 CV y de gasolina de 333 CV, el e-tron parece difícilmente amortizable, salvo que se use únicamente como coche urbano (para lo que no se necesita tanta potencia ni tamaño) o no se valore únicamente la parte económica sino también la posibilidad de reducir las emisiones contaminantes en las ciudades.

 

audi-q7-e-tron-3-0-tdi-quattro-frontal-l

 

Sólo está disponible con cinco plazas, dado que el espacio que ocupan las dos adicionales en otros Q7 se emplea para la batería. La pérdida de capacidad del maletero es algo mayor que eso, pero es un inconveniente relativo, dado que 650 litros de capacidad hasta la cortinilla cubreequipaje es un volumen muy grande (ficha técnica comparativa del Q7 3.0 TDI de cinco y siete plazas con el Q7 e-tron). Del habitáculo del Q7 hay más información en las impresiones del interior en la prueba de la gama.

El motor eléctrico tiene 128 CV. Puede accionar en solitario las cuatro ruedas o colaborar con el motor térmico a hacerlo. Éste es un Diesel de seis cilindros y tres litros de cilindrada que da 258 CV. Es un motor que funciona con mucha suavidad y que el ruido que hace se oye poco y no es desagradable. En el apartado de información técnica hay más información de la batería, los dos motores, la tracción y la climatización.

 

El conductor puede elegir si usar exclusivamente el motor eléctrico (activando el modo EV) o dejar que el sistema seleccione cuando trabaja cada motor (modo híbrido). En el primer caso el motor Diesel no funciona excepto que se solicite una aceleración más intensa de la que el eléctrico puede dar (por ejemplo al hacer un adelantamiento); el acelerador ofrece una resistencia llegado el punto en el que eso va a suceder, para advertir al conductor.

 

Adicionalmente, existen otros dos modos de gestión de energía. Uno es el modo de mantenimiento de la carga (charge holder) en los que el sistema funciona intentando mantener el nivel de carga de la batería estable. El otro sirve para recargarla utilizando como fuente de alimentación el motor Diesel (que se utiliza para accionar un generador). La finalidad de ambos modos es asegurar la posibilidad de desplazarse en modo eléctrico en un momento posterior (por ejemplo, al entrar en una zona restringida al tráfico de coches con emisiones).

 

audi-q7-etron-interior.317927.jpg

 

Además, el coche también gestiona la energía previendo lo que va a suceder en los próximos tres kilómetros. De este modo si, mediante la cartografía del navegador, sabe que va a encontrar una bajada en su camino, puede hacer uso del motor eléctrico antes de llegar a ella porque tiene en cuenta que posteriormente podrá recuperar la carga durante la bajada. Si se programa una ruta en el navegador, esa estimación ya no está limitada a los tres kilómetros siguientes sino a las particularidades de todo el viaje.

El Q7 e-tron también tiene el asistente de eficiencia predictiva que está disponible en otras versiones de la gama. Al aproximarse a determinadas indicaciones (señales de tráfico, de poblaciones o intersecciones), puede recomendar al conductor que levante el pie del acelerador e incluso puede producir una pulsación sobre el propio pedal a modo de aviso. De este modo el Q7 avanza por inercia, con el motor Diesel manteniendose en funcionamiento a ralentí.

 

Según datos oficiales, el Audi Q7 e-tron 3.0 TDI quattro puede acelerar desde parado hasta 100 kilómetros por hora en 6,0 segundos y su velocidad máxima es 225 kilómetros por hora. Por lo tanto, acelera más que los Audi Q7 3.0 TDI de 272 CV y 3.0 TFSI 333 CV, si bien su velocidad máxima es claramente inferior (ficha comparativa).

He conducido esta versión del Q7 sólo durante unos 50 kilómetros. Me ha dado la sensación de ser más torpe que los otros Q7 que había probado con anterioridad, supongo que en parte por casi 400 kg de diferencia (el híbrido pesa 2445 kg, y un 3.0 TDI de 272 CV y cinco plazas, 2070 kg). Es una diferencia de peso mayor que la que hay, por ejemplo, entre un Cayenne híbrido enchufable y un Cayenne S (ficha comparativa); la batería del Cayenne es mucho menos capaz (10,8 kWh).

 

audi-q7-e-tron-3-0-tdi-quattro-2015-post

 

El Audi Q7 e-tron 3.0 TDI quattro tiene, de serie, llantas de 19 pulgadas de diámetro, suspensión mediante muelles neumáticos —que puede ser reemplazada por una neumática—, climatizador de tres zonas, una pantalla de 12,3 pulgadas como cuadro de instrumentos y el sistema de navegación MMI plus. En general, el equipamiento será similar al que está disponible para el resto de la gama, con alguna diferencia debido a la naturaleza híbrida de este coche: por ejemplo, la instrumentación tiene algún menú específico o funciones como la preclimatización del habitáculo.

 

También hay muchos asistentes a la conducción, de los que se puede obtener más información en el artículo de la gama Q7. La conectividad es un apartado muy presente en este modelo. El sistema multimedia es compatible con Apple Car Play y Google Android Auto, tiene conexión 4G, permite crear una red wifi, navegar con imágenes de Google o escuchar radios de internet, además de disponer de distintas aplicaciones (spotify, Napster o *********, entre otras). También es posible gestionar remotamente algunas funciones del coche desde un teléfono móvil.

 

Fuente: http://www.km77.com/01/audi/q7/e-tron/2016/informacion-hibrido-fotos-317901-p.html

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

26/10/2018

 

 

Probamos el Audi Q7 e-tron, un SUV híbrido de 373 CV, bien visto por su etiqueta Cero a pesar de su motor diésel

 

 

Captura.JPG.8d4e80bf49049998ebe157d8efb8ca7b.JPG

 

 

 

Tal vez un antídoto contra el miedo al diésel se ha apoderado del mercado sea añadirle al coche en cuestión un motor eléctrico. Eso es lo que ofrece el protagonista de nuestra prueba de hoy, el Audi Q7 3.0 TDI e-tron que, con sus 373 CV y su sistema de baterías recargables, luce con orgullo la etiqueta CERO de la DGT que, entre otras cosas, le exime de las restricciones al tráfico a pesar de contar con un motor diésel. ¿Cómo se comporta? Te lo contamos.

 

 

Ya conocíamos otras propuestas del Audi Q7, el SUV grande que probamos en versión 3.0 TDI ‘Ultra’ a comienzos de año y que tan buen sabor de boca nos dejó entonces. Pero no conocíamos qué ofrecía y cómo se comportaba esta versión híbrida enchufable, única en el mercado al combinar eléctrico y diésel, más allá de una breve toma de contacto cuando se presentó.

 

 

 

Vamos allá con el repaso de lo que ofrece.

 

 

Los cambios estéticos para ser e-tron

A simple vista, hay pequeños detalles que permiten identificar al e-tron frente a otras versiones. Lo más destacado son las luces diurnas específicas, situadas en la parte inferior del paragolpes delantero. Pequeñas lucecillas LED que le dan un aspecto diferente al de otros Q7.

 

 

 

Audi Q7 e-tron luces diurnas

 

 

 

Por lo demás, los más detallistas se habrán dado cuenta de que este coche tiene dos tapas "de combustible" en las aletas laterales posteriores, la de la izquierda para esconder la toma de carga y la de la derecha para la boca de llenado del depósito de combustible, el gasóleo.

 

 

Todo ello aderezado con las inscripciones e-tron en las aletas delanteras, en la tapa del maletero y poco más. Si nos vamos al interior, habrá que pulsar el botón de arranque para que el cuadro de mandos completamente digital cobre vida y veamos el diagrama que indica la carga de las baterías y que luego, una vez en marcha, indicará en cada momento cómo se está gestionando la energía.

 

 

 

Audi Q7 e-tron Quattro pantalla

 

 

 

En el salpicadero hay un botón que permite elegir entre los tres modos de gestión de la energía, el EV para utilizar el coche solamente el modo eléctrico mientras tenga batería; el batery hold que limita el uso del motor eléctrico para guardar la carga disponible y el hybrid que es el más habitual, el que automáticamente va gestionando la combinación del motor eléctrico y el de combustión.

 

 

Las baterías bajo el piso del maletero

Por lo demás, el resto de cambios respecto a otros Q7 los encontramos en la parte posterior. Bajo el piso del maletero se encuentra la gigantesca batería de iones de litio, que está compuesta por 168 células en forma de prisma agrupadas en 14 módulos de 12 células cada uno, con su correspondiente sistema de refrigeración líquida para que mantenga siempre su temperatura óptima.

 

 

Estas baterías son las responsables de que el Q7 e-tron no esté disponible en configuración de siete plazas como el resto de motores de la gama, y que además el maletero pierda algo de capacidad. Se queda en 650 litros tras haber perdido 240 litros respecto a otro Q7 de combustión.

 

 

 

El Q7 e-tron acelera de 0 a 100 km/h en 6,2 segundos, declara un consumo de 1,8 l/100 km y la autonomía máxima es de 1.320 kilómetros
 
 
 

Al ser un híbrido, tras pulsar el botón de arranque deberás prestar especial atención al Audi Virtual Cockpit para saber si el coche se ha puesto en marcha, ya que no hay ningún ruido mecánico que te lo indique. Si es así ya puedes iniciar la marcha, el silencio manda. Si has tenido el coche enchufado, lo lógico sería disponer de unos teóricos 56 kilómetros de autonomía, y como era el caso, empezamos en modo eléctrico.

 

 

 

Audi Q7 e-tron Quattro

 

 

 

 

FUENTE:  https://www.motorpasion.com/pruebas-de-coches/audi-q7-e-tron-2018-prueba
 

Share this post


Link to post
Share on other sites

.

 

 

Lo primero que destaca, tras unos minutos al volante y al igual que ocurre en otros modelos de mastodónticas dimensiones como el Tesla Model X, es la extraña sensación que se crea al moverte a lomos de un coche así de grande y hacerlo semejante nivel de silencio y suavidad. Y lo digo en positivo, personalmente por ciudad y en un SUV, prefiero moverme así que escuchando un motor de combustión, ya sea de gasolina o diésel.

 

 

Si hay carga, así es como quiero moverme por ciudad

El coche se percibe muy sensible a los movimientos del acelerador, y sobre todo en los primeros centímetros de recorrido de este. Transmite mucho empuje gracias al par instantáneo del motor eléctrico de 700 Nm. Ningún Q7, ni siquiera el potente SQ7 ofrece un 0 – 30 km/h tan rápido como este.

 

 

 

Audi Q7 e-tron lateral

 

 

 

Tras jugar un rato en modo EV y moverme únicamente en eléctrico, decidí cambiar el modo Hybrid antes de acabar con toda la batería disponible en la mitad de kilómetros de los declarados. En esta segunda configuración el coche va automáticamente gestionando las fuentes de energía, atendiendo entre otras cosas a datos como la orografía del terreno, a la que se adelanta unos 3 minutos gracias a los datos que le proporciona el navegador.

 

 

uave y agradable de conducir, así es como podríamos definir al Q7 e-tron cuando llevamos a cabo este tipo de conducción, que por otro lado es la más habitual para el conductor tipo de un SUV de este tamaño. El paso de modo eléctrico a eléctrico más gasóleo, es más suave de lo que esperaba, y me llama especialmente la atención la buena insonorización del diésel. Tanto es así que llegué a dudar en los compases iniciales que realmente hubiese un TDI y no un TFSI debajo del capó.

 

 

 

Audi Q7 e-tron trasera

 

 

 

En ese sentido, el hecho de que normalmente los primeros metros tras una parada los hagamos en modo únicamente eléctrico y que el motor diésel se ponga en marcha cuando ya llevamos una inercia, ayuda a camuflar el sonido y redunda en una sensación más agradable al conducirlo.

 

 

Unos pedales algo caprichosos

Otro de los aspectos que me llama la atención es el tacto de los pedales de freno y acelerador, completamente distintos a los de un Q7 normal y corriente. El acelerador tiene dos tramos claramente divididos por un tope. El primer tramo podríamos considerarlo el del motor eléctrico, ya que si el coche interpreta que con el nivel de carga de la batería disponible y con el nivel de exigencia que le estamos haciendo puede moverse solo en eléctrico, se moverá en eléctrico.

 

 

 

Audi Q7 e-tron logotipo

 

 

 

 

FUENTE:  https://www.motorpasion.com/pruebas-de-coches/audi-q7-e-tron-2018-prueba

Share this post


Link to post
Share on other sites

.

 

 

En cambio si pisamos más a fondo y "rompemos" ese tope, se activará el motor de combustión para asegurar la respuesta necesaria. Al principio es extraña la sensación al conducirlo, has de acostumbrarte a jugar con un acelerador no lineal, pero una vez que le has cogido el tacto podrás jugar entre eléctrico y gasolina con el pie derecho.

 

 

 

Por ahora el Audi Q7 e-tron es único por la combinación de motor diésel y eléctrico, pero el próximo año llegan otros, los Mercedes Clase C y E con acabado 'de'
 
 
 

A lo que es más difícil acostumbrarse es al tacto del pedal de freno, que no me ha gustado nada. Al ser un vehículo híbrido cuenta con un sistema de regeneración de energía de frenado, pero eso lleva a que el tacto del pedal de freno sea absolutamente artificial, poco preciso, demasiado irreal.

 

 

 

Audi Q7 e-tron luces diurnas

 

 

 

En ningún momento sientes la conexión típica que transmite un sistema de freno tradicional, en el que es sencillo dosificar la intensidad de frenada dependiendo de las circunstancias. Punto en contra.

 

 

Más lógico que otros híbridos cuando sales a carretera

El Audi Q7 e-tron es único en el mercado por la combinación de motor diésel y eléctrico, y a decir verdad, por el tipo de uso que se le suele dar a estos coches, todo parece indicar que sería la opción más lógica.

 

 

 

Audi Q7 e-tron lateral

 

 

 

Los SUV grandes suelen ser coches para el día a día por ciudad, pero también se les da otro tipo de uso, ya que son los coches destinados a los grandes viajes en familia. Es ahí, en ese tipo de desplazamientos, donde no tiene demasiado sentido que sea un motor de gasolina el que tire del coche una vez que se ha terminado la autonomía eléctrica, y más si tenemos en cuenta el sobrepeso que suponen las baterías.

 

 

En carretera, el Audi Q7 e-tron ofrece un excelente confort de marcha. Con una batalla cercana a los 3 metros de largo, su aplomo sobre la carretera es sobresaliente y la única diferencia con cualquier otro Q7, es un ligero sobrepeso y oscilación de la parte posterior, donde están las baterías, lo cual es imperceptible en la mayor parte de las ocasiones.

 

 

 

Audi Q7 e-tron maletero
 
 
 
Además de la pérdida de litros de maletero respecto a un Q7 normal, en el e-tron también hay que tener en cuenta que los cables para cargarlo van guardados en esa maleta que resta otros cuantos litros de capacidad
 
 

Solo si fuerzas un poco en curvas, notarás cierta deriva de la trasera y también en los resaltos o juntas de dilatación notarás que el coche reacciona un poco distinto debido a los más de 400 kilos de peso que lastran la parte trasera de un coche que cargado con 4 ocupantes y maletas, pasará sin problemas de las tres toneladas de peso.

 

 

 

Para cargarlo en un enchufe convencional tendrás que dedicarle unas ocho horas
 
 
 

Lógicamente, con una autonomía máxima en modo eléctrico de 56 kilómetros, la mayor parte de los desplazamientos en carretera se hacen utilizando únicamente el motor de gasóleo. Este es un seis cilindros que entrega 258 CV (190 kW) de potencia y 600 Nm de par, suficientes para llevar un ritmo alegre en carretera.

 

 

 

 

FUENTE:  https://www.motorpasion.com/pruebas-de-coches/audi-q7-e-tron-2018-prueba

Share this post


Link to post
Share on other sites

.

 

Audi Q7 e-tron Quattro flujo energía

 

Se lleva muy bien con el cambio Triptronic de 8 velocidades, el cual permite utilizar los desarrollos más largos para hacer kilómetros reduciendo al mínimo los consumos. En este sentido, y sin haber hecho con el más de 500 kilómetros en carretera, conseguimos un consumo de 9,2 l/100 km.

 

 

Eso es aproximadamente un litro más cada 100 kilómetros de lo que hicimos con el Audi Q7 3.0 TDI 'Ultra' que probamos a comienzos de este mismo año, con el cual comparte motor aunque con algo más de potencia en este caso. Por aumento de potencia y peso, no parece descabellado asumir un litro más de consumo cada 100 kilómetros.

 

 

 

Audi Q7 e-tron cuadro mandos

 

 

 

Me gustó especialmente que tenga el modo battery hold. Cuando lo activas, el coche reserva la energía eléctrica disponible en las baterías para usarla más tarde, de forma que puedes activarlo cuando salgas a carretera para no "malgastar" la energía eléctrica y poder usarla así luego en tramos urbanos.

 

Audi Q7: nuestra puntuación: 7.5

 

Diseño exterior8
Diseño interior8
Calidad9
Habitabilidad7
Maletero7
Motor7
Seguridad8
Comportamiento7
Comodidad8
Precio6

 

 

 

A favor

  • Autonomía eléctica
  • Consumos en diésel
  • Combinación única
  • Confort de marcha

 

 

En contra

  • Precio elevado
  • Tacto de freno

 

En los tiempos que corren, en los que el diésel está demonizado, este coche le hace una peineta a la normativa con su etiqueta 'Cero'. Más allá de eso, combinar el motor diésel con el eléctrico parece una opción bastante lógica si tenemos en cuenta que un SUV de este tipo, más allá del día a día en las urbes, suele ser un coche para viajar.

 

 

Si dispones de una toma de carga en casa o en el trabajo, y quieres un coche responsable en los tiempos que corren pero que al mismo tiempo con unos consumos lógicos en viajes largos, tener un motor diésel que se complemente con uno eléctrico no es tontería. Eso sí, con un precio de 84.650 euros, casi 15.000 euros más respecto a su equivalente de combustión, es lógico que no todo el que quiera un Q7 se decante por el. Por ahora.

 

 

 

 

FUENTE:  https://www.motorpasion.com/pruebas-de-coches/audi-q7-e-tron-2018-prueba

Share this post


Link to post
Share on other sites

.

 

 

 

Audi Q7 e-tron frontal

 

 

Ficha técnica

 

Versión probada       e-tron
Cilindrada 2967 cm³   Tipo de tracción Total
Bloque motor V6 diésel + eléctrico   Combustible Electricidad y gasóleo
Potencia (CV @ rpm) 373 @ 3250 – 4500   Capacidad del depósito 75 litros
Par motor (Nm @ rpm) 700 @ 1250   Consumo urbano ND l/100 km
Masa en vacío 2445 kg   Consumo extraurbano ND l/100 km
Velocidad máxima 230 km/h   Consumo combinado 1,8 l/100 km
Aceleración 0-100 km/h 6,2 segundos   Capacidad maletero 650 litros
Transmisión Triptronic 8 velocidades   Precio 84650 euros

 

 

 

 

FUENTE:  https://www.motorpasion.com/pruebas-de-coches/audi-q7-e-tron-2018-prueba

Share this post


Link to post
Share on other sites

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Reply to this topic...

×   Pasted as rich text.   Paste as plain text instead

  Only 75 emoji are allowed.

×   Your link has been automatically embedded.   Display as a link instead

×   Your previous content has been restored.   Clear editor

×   You cannot paste images directly. Upload or insert images from URL.

Sign in to follow this  

  • Recently Browsing   0 members

    No registered users viewing this page.

×
×
  • Create New...

Important Information

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web (personalizar anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico). Compartimos esa información con nuestros partners. Privacy Policy.