Jump to content
Concentración Nacional Trackday 2018 AudiSport-Ibérica Club Leer más... ×

Conéctate para seguir esto  
Ocio

¿Cuánto gasta el aire acondicionado de tu coche?

Recommended Posts

 

 

Ya ha llegado el calor, y en España lo notamos pero a base de bien.

 

 

Hacer un viaje en plena tarde, o volver al coche después de haberlo dejado aparcado al sol, puede suponer poco menos que una lipotimia por el calor que puede llegar a acumularse dentro del coche, como si fuera un invernadero.

 

 

Hoy en día son muy pocos los coches que no equipan aire acondicionado, o cualquier variante tecnológicamente similar, se llame como se quiera llamar: climatizador manual, climatizador automático, climatizador electrónico, climatizador bizona, trizona, cuatrizona... En esencia nos referimos siempre a una máquina de frío. Vamos a ver brevemente cómo funciona, y sobre todo, cuánto gasta.

 

 

 

 

Coger aire caliente, enfriarlo e introducirlo en el habitáculo

A estas alturas ninguno debería sorprenderse si le decimos que el aire acondicionado consume energía, o en otras palabras, en un coche consume gasolina o gasóleo (o gas, o lo que sea que utilice el coche para moverse). Son caprichos de la física, y de la termodinámica en particular, pero para hacer un trabajo (con rozamientos, resistencias, pérdidas, etc) no queda otro remedio que consumir energía.

 

 

El aire acondicionado o climatizador de un coche, no deja de ser una máquina de frío que, gracias a varios elementos mecánicos y a un gas que cambia de estado, consigue enfriar el aire, y a la vez filtrarlo y deshumidificarlo. O mejor dicho, consigue retirarle el calor al aire, ya sea el propio aire del interior del habitáculo, cuando el climatizador está en modo de recirculación (aspira el aire del interior y lo vuelve a impulsar), o el aire exterior, en modo normal.

 

 

 

 

1366_2000.jpg

 

 

 

 

Un aire acondicionado funciona mediante la compresión mecánica de una sustancia que cambia de estado, de gas a líquido (y de líquido a gas), o en otras palabras, el gas refrigerante del circuito. Se realiza un proceso cíclico que se repite y repite y repite mientras el aire acondicionado esté encendido. Los elementos fundamentales, de manera resumida y sencilla, son:

 

 

  • El compresor, que aspira el gas refrigerante y lo comprime, o sea, lo somete a presión, por lo que sube su temperatura.

 

  • El condensador, el gas comprimido pasa a este elemento, que es básicamente un radiador, o esencialmente un serpentín, se condensa, de ahí su nombre, y pasa a estado líquido. Este radiador está en contacto con el aire exterior. El líquido está más caliente que el aire y le cede calor.

 

  • Válvula de expansión, el líquido comprimido pasa en un instante a tener mucho más volumen (se descomprime) cambia a estado gas y se enfría todavía más.

 

  • Evaporador, el gas frío pasa por otro radiador, en contacto con el aire que va al interior del habitáculo, y recoge su calor. El aire se enfría y se impulsa con el ventilador a través de las rejillas de aireación del salpicadero. El gas vuelve a comenzar el ciclo hacia el compresor.

 

 

 

 

 

1366_2000.jpg

 

 

 

 

 

¿Cuánto consume?

Pues bien, comprimir un gas cuesta trabajo y ese trabajo recae sobre el compresor. El compresor se acopla al giro del motor, mediante correa, y cuando tiene que hacer trabajo lo hace gracias a la fuerza del motor del coche. Pero claro ese trabajo termina recayendo sobre el propio motor, y si tiene que hacer más trabajo, más esfuerzo, que si estuviera moviéndose solo, sin el lastre del compresor, entonces consume más.

 

 

Por tanto, el aire acondicionado aumenta el consumo del motor. ¿Cuánto? Pues depende. ¿Y de qué depende? Pues del trabajo que le pidamos en cada momento. En general se considera que el consumo puede subir entre un 5% y un 20% (en el peor de los casos). Esto puede ser en la práctica entre un par de décimas y un litro a los cien, como mucho (normalmente son solo unas décimas).

 

 

De hecho para ser más correctos, para el aire acondicionado habría que hablar más bien de un consumo a la hora, por el tiempo que está funcionando el compresor.

 

 

Lo cierto es que cuanto más caliente esté el aire del interior del coche, cuanto más caliente esté el aire del exterior del coche, y cuanto más baja sea la temperatura de consigna, es decir, la temperatura que programemos nosotros mismos en los mandos del aire acondicionado o del climatizador (o sea, mucho frío), más trabajo tiene que hacer el aire acondicionado y mayor será el consumo de energía.

 

 

 

 

 

1366_2000.jpg

 

 

 

 

 

Lo normal con un aire acondicionado moderno es que el compresor se apague y desacople automáticamente en cuanto ya no es necesario seguir enfriando el aire, y se vuelva a encender cuando es necesario. Cuanto menos tiempo esté funcionando el compresor, menos consumo. Si la temperatura inicial del interior del coche es de 40 grados centígrados, y queremos bajar la temperatura a 25 grados, obviamente necesitaremos menos tiempo que si la queremos bajar a 18 grados.

 

 

Como el compresor del aire acondicionado, cuando funciona, sobrecarga un poco al motor del coche, es normal también que se note una ligera disminución de las prestaciones, ya que el motor no gira solamente para hacer girar las ruedas, sino también para hacer girar el compresor que tiene que hacer el trabajo de comprimir el gas.

 

 

Así que aunque el motor siga teniendo la misma potencia, a las ruedas le puede llegar un poco menos. Se suele considerar que el aire acondicionado quita entre 2 y 15 CV aproximadamente, depende de cada sistema, de cada coche y del esfuerzo que esté haciendo el compresor. Normalmente esto se nota más en los motores pequeños y poco potentes, pero a partir de 110 o 120 CV, se nota poco.

 

 

En los coches modernos cuando se pisa a fondo el acelerador demandando máxima aceleración, se suele desconectar el compresor temporalmente de manera automática, para no poner en apuros al conductor. En los coches stop-start, salvo que el compresor sea eléctrico, este se apaga cuando el motor se para en una detención.

 

 

 

 

 

1366_2000.jpg

 

 

 

 

¿Aire acondicionado o ventanilla?

Puesto que el aire acondicionado consume energía y aumenta el consumo de combustible, ¿no sería más interesante no encenderlo y bajar la ventanilla para que corra el aire y se refresque el habitáculo de manera natural? Pues sí, y no, depende.

 

 

A lo largo de los años se han hecho diferentes pruebas en laboratorio, sobre rodillos y con ventilador para simular la resistencia aerodinámica, y también en circuito, y se ha visto que depende de la velocidad a la que se mueva el coche.

 

 

El aire acondicionado más o menos va a consumir casi lo mismo circulemos a la velocidad a la que circulemos, pero la ventanilla no. Un coche tiene una determinada aerodinámica. Cuanto más aerodinámico es el coche, menor resistencia experimenta al avance a través del aire, y por tanto menos consume.

 

 

Al bajar la ventanilla resulta que empeoramos la aerodinámica del coche. O en otras palabras, "entra el aire y nos frena", de manera parecida a como se frena un paracaídas. Esta mayor resistencia implica que el motor tiene que hacer más trabajo, es decir, más esfuerzo, para hacer lo que estaba haciendo, mover las ruedas y que el coche siga avanzando, así que tiene que consumir más.

 

 

 

 

1366_2000.jpg

 

 

 

 

Lo que sucede es que el efecto de la aerodinámica sobre el consumo es exponencial, varía con el cuadrado de la velocidad. A baja velocidad la ventanilla bajada aumenta poco la resistencia aerodinámica, y el consumo aumenta también poco, pero a alta velocidad aumenta mucho la resistencia, y entonces sí que aumenta el consumo.

 

 

En general se ha visto que a partir de unos 80 o 90 km/h el efecto de la ventanilla es tanto peor. Así que por ciudad se puede ir con las ventanillas bajadas, consumiendo un poco menos que si lo hiciéramos con el aire acondicionado encendido, pero por autopista, a 120 km/h, es mejor llevarlas cerradas, pues se consume menos utilizando el aire acondicionado.

 

 

Como en tantas otras cosas, ir con la ventanilla bajada o con el aire acondicionado puesto es también una cuestión de gustos personales.

 

 

Un buen consejo, cuando regresamos al coche y nos lo encontramos como un horno, es bajar un poco las ventanillas durante los primeros minutos (una rendija), a la vez que encendemos el aire acondicionado, para que el aire caliente se vaya por corriente de convección natural (el aire caliente sube, el aire frío baja), y ayudemos a que sea más eficaz el aire frío que impulsa el aire acondicionado. Después de unos minutos las cerramos, y listo.

 

 

 

 

 

 

 

 

FUENTE:  https://www.motorpasion.com/tecnologia/cuanto-gasta-el-aire-acondicionado-de-tu-coche

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

 

 

Cómo enfriar rápidamente un coche aparcado al sol y sin aire acondicionado

 

 

 

El procedimiento habitual para enfriar un coche que está tostándose al sol suele ser bajar las ventanillas y/o poner al aire acondicionado a todo trapo (eso si disponemos de él). En cualquier caso, un poco sí nos tocará sudar, pero hay un método aparentemente estúpido para bajar la temperatura.

 

 

Imaginemos un coche aparcado con 30,5 ºC grados exteriores, el interior se encuentra fácilmente 10 ºC por encima, debido al efecto invernadero local (de ahí el peligro de dejar dentro niños aunque sean dos minutos). El método es muy simple. Bajamos la ventanilla del lado derecho del coche (en el vídeo es al revés por ser japoneses) y usaremos la puerta izquierda como abanico.

 

 

Primero hay que abrir la puerta y cerrarla cinco veces muy deprisa. Luego, con más ángulo, algunas abanicadas más lentas. Así se consigue succionar aire del exterior, más frío que el del habitáculo, y reducir la temperatura.

 

 

La ocurrencia del chino cudeiro profesor de turno es efectiva: ¡8 grados de menos! Seguro que si tiene cuatro o cinco puertas, y hay dos personas accionando las puertas de un lado, el resultado es más eficiente. Luego podemos poner la climatización igual, pero hará menos esfuerzo. Ah, una cosa más, hay que ser suaves y no dar portazos.

 

 

 

 

 

 

FUENTE:  https://www.motorpasion.com/videos-de-coches/como-enfriar-rapidamente-un-coche-aparcado-al-sol-y-sin-aire-acondicionado

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Si, consumira un poco mas tener el A/C encendido pero.... y lo que se gana en confort de march?? yo he tenido coches sin A/C y todo sabemos que en verano son verdaderos hornos, y ya no digamos si hacemos un viaje largo, es insufrible, personalmente, aunque el coche me consuma unas decimas mas de carburante... yo sin A/C (o climatizador) ya no quiero ningun coche.

 

s2.

Editado por RomuloTDI

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
hace 3 minutos, RomuloTDI dijo:

Si, consumira un poco mas tener el A/C encendido pero.... y lo que se gana en confort de march?? yo he tenido coches sin A/C y todo sabemos que en verano son verdaderos hornos, y ya no digamos si hacemos un viaje largo, es insufrible, personalmente, aunque el coche me consuma unas decimas mas de carburante... yo sin A/C (o climatizador) ya no quiero ningun coche.

 

s2.

 

 

+1 :thumbsup:

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

22/06/2017

 

 

 

Así se recarga el aire acondicionado del coche y esto es lo que te puede costar

 

 

 

 

 

2560_3000.jpg

 

 

 

 

 

El aire acondicionado y el climatizador son un equipamiento de confort imprescindible hoy en día.De uso fácil, el aire acondicionado es en realidad un sistema más complejo de lo que nos imaginamos. Además, se vuelve cada vez más sofisticado (filtros activos, climatizador bizona, etc).

 

 

Muchas veces nos olvidamos de él en invierno hasta que llega el calor y lo ponemos en marcha. Es justamente en esta época que puede mostrar signos de fatiga y nos interesa recargarlo, revisarlo o simplemente comprobar su correcto funcionamiento. Estos consejos te permitirán mantener el aire acondicionado de tu coche en perfectas condiciones de marcha y muchas veces sin necesidad de recargarlo.

 

 

 

 

 

¿Es necesario recargar el aire acondicionado cada verano?

 

 

1366_2000.jpg

 

 

 

 

 

Vamos a romper un mito. No, no es necesario recargar el aire acondicionado cada verano, ni cada año. En un coche reciente, sólo se hace cada dos años tras una limpieza a fondo del sistema. Aún así, cada verano, muchos automovilistas, al ver que el aire acondicionado de su coche no funciona correctamente, es decir, no enfría o refresca el habitáculo como debería, hacen caso a los talleres que proponen recargas de aire acondicionado sin más inspecciones.

 

 

 

 

 

Si el aire acondicionado de nuestro coche no tiene la potencia necesaria para refrigerar que tenía el verano pasado puede haber tres causas principales:

 

 

 

1-El filtro del habitáculo está sucio o taponado. Es la avería menos grave y más barata de todas. El filtro están tan sucio que el aire frío no llega al habitáculo. De ahí, la importancia de un mantenimiento adecuado durante el año. Se puede limpiar el filtro o sustituirlo si ya es muy viejo.

 

 

2- Problema eléctrico. Algo relé, fusible o conexión necesitan ser cambiados.

 

 

3- Fuga de gas en el sistema. El circuito de aire acondicionado es un circuito cerrado y aunque se pueden producir ciertas pérdidas del gas refrigerante debido al propio sistema éstas son mínimas y no deberían ser apreciables cuando usamos el coche. Si es preciso recargar en gas el aire acondicionado a menudo es que hay una fuga. Y eso es un problema más serio que dependerá de donde sea la fuga (tubo, condensador, evaporador).

 

 

 

 

 

Si es preciso recargar en gas el aire acondicionado a menudo es que hay una fuga.

 

 

 

 

 

Ahora bien, es cierto que en los modelos más antiguos y con muchos kilómetros a sus espaldas, las juntas del sistema pueden deteriorarse -el sellado perfecto no existe- y que sea preciso cargar de nuevo el sistema de aire acondicionado. La cuestión es saber si es rentable hacerlo cada X meses o bien buscar la causa de la fuga.

 

 

 

 

 

¿Cuanto cuesta recargar al aire acondicionado?

 

 

1366_2000.jpg

 

 

 

 

 

Ahora que llega el verano, las ofertas se multiplican, tanto en centros del automóvil o en los propios concesionarios. Las ofertas son variadas y pueden ir desde un simple control gratuito del sistema al mantenimiento completo del sistema.

 

 

¿Los precios? Son tan variados como las marcas y los talleres. Actualmente, y a título de ejemplo para ver la disparidad de precios, en Citroën una recarga son 49 euros, mientras que en BMW estamos hablando de 150 euros para la gama media (Serie 1, Serie 3, etc) y 220 euros para los modelos más grandes.

 

 

 

 

 

¿Puedo recargar yo mismo el aire acondicionado?

 

 

1366_2000.jpg

 

 

 

 

 

En principio sí, incluso existen kits de recarga (de 20 a 60 euros en tiendas especializadas e internet), salvo en el caso de los coches híbridos. En éstos, los compresores eléctricos de los climatizadores no son compatibles con los aceites y condicionantes de juntas de estanqueidad.

 

 

El uso de un kit inadecuado podría provocarte una electrocución mientras lo recargas. Para los demás kits, has de saber qué gas usa tu coche (R-134a para la mayoría de coches posteriores a 1993 y HFO-1234yf en la mayoría de coches posteriores a 2013).

 

 

Ahora bien, que sea posible no significa que sea recomendable. Las fugas de R-134a son muy nocivas para el medio ambiente y contribuyen al calentamiento global. De nuevo, si has de recargar a menudo (cada año o cada seis meses) es que hay una fuga importante en tu sistema y debería verlo un taller.

 

 

 

 

Cómo puedo evitar tener que recargar el aire acondicionado cada verano

El mantenimiento del aire acondicionado del coche, al igual que el de casa, es lo que condiciona su eficacia. Muchas veces, como automovilistas lo descuidamos por desconocimiento. A largo plazo puede tener serias consecuencias para su buen funcionamiento y nuestro bolsillo.

 

 

 

 

1366_2000.jpg

 

 

 

 

Así, algunas piezas pueden deteriorarse con el tiempo o incluso romperse. Y al final la factura puede ser consecuente: desde unos 100 euros para un deshidratador y su filtro hasta 1.000 euros o más, sin la mano de obra, para un compresor.

 

 

Para que el sistema esté siempre en óptimas condiciones y evitar fugas se recomienda poner en marcha el aire acondicionado al menos una vez al mes durante 15 minutos como mínimo.

 

 

El mantenimiento del aire acondicionado, como el de todo coche en general, no es barato, pero no hacerlo puede salir todavía más caro. El mantenimiento básico consiste en una limpieza anual del circuito del aire acondicionado acompañado de un tratamiento anti bacteriano. Cada dos años, además de la limpieza del circuito, se sustituyen los filtros y se efectúa una recarga del gas refrigerante.

 

 

 

 

 

 

 

 

FUENTE:  https://www.motorpasion.com/tecnologia/como-recargar-el-aire-acondicionado-del-coche-y-cuanto-puede-costar

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Registra una cuenta o conéctate para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una cuenta nueva

Iniciar Sesión

¿Ya tienes cuenta? Conéctate aquí.

Iniciar Sesión
Conéctate para seguir esto  

  • Navegando Recientemente   0 usuarios

    Ningún usuario registrado esta viendo esta pagina.

×

Información importante

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web (personalizar anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico). Compartimos esa información con nuestros partners. Política de Privacidad y Política de Cookies.