Jump to content

Sign in to follow this  
Ocio

Cómo evitar que los niños sufran golpe de calor en el coche

Recommended Posts

21/06/2017    -   Noticia

 

 

 

Cada año se registran numerosos casos de niños que sufren golpes de calor en el coche. Está demostrado que si fuera hay 35 grados, tras una hora de exposición directa al sol, el habitáculo se convierte en un horno a 55 grados. Te contamos lo que debes hacer para evitar que tu hijo sufra esta dolencia que puede llegar a provocar la muerte.

 

 

.

 

00951.jpg.f1983527ae7f147ffb4476b996f8c072.jpg

.

 

 

 

Cada año se registran varios casos de niños que sufren golpes de calor en el coche y fallecen por esta causa. Quizá suene exagerado pero tras ver el vídeo del cocinero que cocina una pizza dentro de un coche para demostrar que, en verano, el coche es un auténtico horno, esta claro que el calor en el habitáculo es una cosa muy seria.

 

 

 

El calor este año ha llegado con fuerza; por eso, son muchos los pediatras que recuerdan que el descuido de dejar a los niños en el coche no entiende de clases sociales ni económicas (David Beckham los dejó para ir al gimnasio) y que le puede pasar incluso a los padres más

 

 

 

Los niños de entre uno y cinco años que viajan atados en sus sillitas son los más propensos a sufrir este tipo de descuidos que suelen estar motivados por los cambios de rutinas o alguna circunstancia inesperada que obligue a los progenitores a abandonar el coche con urgencia. Aunque hay veces que la tragedia se desencadena por culpa del niño que se mete en el coche para jugar a conducir y se queda encerrado sin que sus padres lo sepan.

 

 

 

Sea como fuere, los niños son más sensibles ante el calor ya que antes de los cinco años su cuerpo no es capaz de regular la temperatura de forma eficaz. Si a esto unimos que un coche aparcado cuando en el exterior la temperatura alcanza los 35 grados puede elevar el calor interior hasta 55 grados en menos de 60 minutos con las puertas y las ventanas cerradas, no es de extrañar que un niño pueda morir por un golpe de calor en menos de una hora.

 

 

 

 

 

Cómo identificar un golpe de calor

Los síntomas de un golpe de calor son respiración rápida, aumento de la frecuencia cardíaca, fiebre, piel muy caliente, sed intensa, dolor de cabeza, irritabilidad, vómitos, decaimiento, disminución del nivel de conciencia e, incluso, convulsiones.

 

 

 

 

 

Cómo evitar el golpe de calor

Lo fundamental es tratar de mantener una temperatura óptima del habitáculo y, por supuesto, nunca dejar a los niños solos en el coche (por poco tiempo que vaya a durar la espera).

 

 

La temperatura ideal dentro del coche oscila entre 20 y 23 grados.

 

 

Si tu coche cuenta con climatizador te será fácil regular los grados en el interior (utiliza la función Auto para repartir el frío de manera homogénea); si tienes aire acondicionado deja las ventanillas y/o las puertas abiertas durante un minuto para dejar salir el aire caliente (así la corriente fría será más eficaz).

 

 

Además de evitar circular en las horas centrales del día, trata de aparcar en la sombra y usa siempre parasol (parece una tontería pero reduce la temperatura interior hasta 11 grados).

 

 

Además ofrececeles agua de manera abundante y procura vestirles con ropa cómoda y transpirable.

 

 

 

 

 

Qué hacer si tu hijo sufre un golpe de calor en el coche

 

 

Te contamos lo que debes hacer si tu hijo sufre un golpe de calor en el coche:

 

 

 

- Lo primero es pedir ayuda sanitaria ya que el pronóstico depende de la rapidez de actuación.

 

- Si está encerrado haz lo posible por abrir el coche manteniendo su seguridad (puedes romper una ventanilla alejada).

 

- Antes de trasladarlo a un centro hospitalario hay que bajar su temperatura corporal: llévalo a un lugar con sombra, sumérgelo en agua tibia, aplícale toallitas húmedas y, si es posible, usa un ventilador.

 

- Eleva la cabeza del niño y, si está consciente, dale de beber agua o, mucho mejor, líquidos con sales. Que beba poca cantidad de manera frecuente.

 

 

 

 

Y porque a tí también te puede pasar.....

 

 

 

 

 

 

 

FUENTE:  http://www.autobild.es/noticias/que-hacer-si-tu-hijo-sufre-golpe-calor-coche-257259

Share this post


Link to post
Share on other sites

26/06/2019

 

 

Cómo sobrevivir tú y tu coche a la ola de calor: no te achicharres y evita averías

 

 

Justo antes de que llegue julio, una ola de calor amenaza con hacernos pasar un mal rato a nosotros… y a nuestros coches. Te contamos cómo pasarla de la mejor manera.

 

 

 

5d132dd30de694850b349b4d-como-sobrevivir

 

 

 

Termina junio, se acerca julio, las primeras vacaciones, los largos viajes… y el calor. Mucho calor. Porque en los próximos días se espera una fuerte ola de calor que amenaza con convertir nuestros viajes en un pequeño infierno, tanto en lo referente a nosotros mismos como a las posibles averías provocadas por las altas temperaturas.

 

Un buen ejemplo de cómo afecta el calor a nuestras vacaciones es el último estudio de Autoclub Mutua de Mutua Madrileña, en el que se recoge que las asistencias en carretera aumentan un 50 por ciento los días de calor extremo e, incluso, que los meses de junio, julio y agosto representan el 27 por ciento de las ayudas totales que prestan en carretera anualmente.

 

 

Además, la gran mayoría de las asistencias durante estos días están íntimamente ligadas con el calor, ya que, durante los meses de verano de 2018, el 43,27 por ciento de las averías atendidas están relacionadas con el motor y el 40,03 por ciento tienen como origen problemas eléctricos, la mayoría de ellos relacionados con la batería. Por último, otro de los grandes problemas (14,78 por ciento) vuelve a deberse a un mal mantenimiento de los neumáticos, siendo víctimas los conductores de los pinchazos y reventones.

 

 

 

Cómo sobrevivir tú y tu coche a la ola de calor: no te achicharres y evita averías

 

 

Comprueba el nivel del líquido de frenos antes de salir de casa
 
 

Cómo cuidar tu coche ante el calor

Vas un poco tarde, pero todo depende cuándo cojas vacaciones y tengas pensado realizar tus viajes más largos. Lo mejor es que antes de salir de casa pongas tu coche a punto. Un buen mantenimiento es esencial para no pasar parte de tus días de descanso esperando asistencia en carretera a 40 grados de temperatura ambiente. Por ello, más vale prevenir.

El verano, como el invierno, es un buen momento para hacer una exahustiva y revisión a tu vehículo.

 

 

Algunos elementos, como los líquidos refrigerantes o el nivel del aceite puedes hacerlo por ti mismo. Pero si dudas del buen estado de tu coche, lo mejor es que lo lleves a un taller de confianza para que hagan un último chequeo antes de ponerte en marcha.

 

 

Los frenos y los amortiguadores sufren un importante estrés durante las vacaciones. Los primeros tienen que soportar temperaturas muy altas y lidiar con ello para ofrecer la frenada más eficiente. Los segundos, por su parte, tienen que soportar el peso de los maleteros llenos y las plazas traseras hasta arriba. Colocar bien el equipaje puede ahorrar muchos disgustos.

 

 

Por otro lado, si observas pequeñas vibraciones o una dirección poco estable, lo mejor es que realices un último equilibrado y paralelo antes de salir de casa. Ganarás en seguridad, tanto práctica como percibida.

 

 

Además, no olvides revisar el estado de los neumáticos. Sabemos que solemos repetirlo con asiduidad, pero no por ello es menos importante: las gomas son la única parte del coche que tienen contacto directo y continuo con el suelo. Por ello, cuida su desgaste y mantén la presión adecuada. Nunca compruebes ésta con el maletero cargado, hazlo el día de antes y con lo neumáticos fríos en el lugar más cercano a tu domicilio.

 

 

Ya en marcha, vigila que el motor funcione con la temperatura adecuada. Los sobrecalentamientos reducen drásticamente la vida del motor y, además, pueden provocar averías irreversibles en pocos minutos. Si esto te sucede, no dudes en parar junto a la vía y llamar a tu asistencia en carretera.

 

 

 

Cómo sobrevivir tú y tu coche a la ola de calor: no te achicharres y evita averías

Abre puertas y ventanillas antes de montar en tu coche si hace mucho calor
 
 

Detalles que marcan la diferencia

Como decimos, el calor no es amigo de nuestro coche y algunos de sus efectos no se pueden eliminar, pero sí podemos hacer por mitigarlos y hacer de nuestra vida a bordo, y la propia de los componentes, más agradable y longeva.

 

 

Busca la sombra cuando aparques. Sabemos que está cotizada pero dedicar unos minutos para encontrar un buen punto de aparcamiento puede ser la diferencia entre montarnos en un coche a más de 50 grados de temperatura o paliar los efectos del calor.

 

 

Lo mismo sucede con el parasol. Ponlo siempre, aunque aparques a la sombra. Se calcula que el uso del parasol puede rebajar la temperatura hasta en 10 grados en el interior y, además, impedirás que los rayos de sol incidan de continuo sobre el salpicadero y el volante de nuestro coche. Al entrar evitaremos quemaduras con éste y la palanca de cambios, pero también un desgaste excesivo de los materiales, debido a que el sol “se come” los plásticos y las pieles, por lo que puede llegar a levantarlas si nunca ponemos cuidado en ello.

 

 

A bordo, cuida y revisa tu sistema de refrigeración. Trátalo con cariño, no le exijas de inicio que dé lo mejor de sí mismo. Es bueno que lo enciendas y vayas aumentando su potencia progresivamente. Si la temperatura es insoportable en el interior y te impide ponerte en marcha, aguarda unos minutos con las ventanillas bajadas, las puertas abiertas y el aire acondicionado en marcha. Además, es bueno revisar que los conductos y los filtros no estén obstruidos, conseguiremos un mejor funcionamiento y una mejor calidad del aire en el interior.

 

 

Encender el climatizador mientras se aguarda unos pocos minutos a una rebaja de la temperatura interior no quiere decir que tengamos que tener el aire encendido y el coche al ralentí durante grandes periodos de tiempo en los que hemos parado a descansar ya que el excesivo calor y la ausencia de movimiento puede hacer que se descargue la batería.

 

 

Y dos detalles últimos que valen para cualquier largo trayecto, con o sin calor. Utiliza con cabeza la relación de marchas de tu coche, no revoluciones en exceso al motor por sistema ya que una conducción más tranquila es más limpia y eficiente. Del mismo modo, evita realizar muchos kilómetros en la reserva, la suciedad se acumula en los últimos litros disponibles de combustible y puede provocar averías o reducir la vida de tu motor.

 

 

 

Cómo sobrevivir tú y tu coche a la ola de calor: no te achicharres y evita averías

 

Lleva agua siempre contigo
 

Cómo cuidar a tus pasajeros y de ti mismo

Ya hemos hablado de cómo cuidar tu coche y las averías más comunes que se producen en verano, pero no debes perder de vista que, al fin y al cabo, lo más importante durante el viaje son las personas que viajan dentro del habitáculo. Por ello, te recomendamos que sigas los siguientes consejos para hacer más llevaderos tus viajes.

 

 

Una parte fundamental es el buen estado del conductor. Evita circular en las horas centrales del día cuando el calor aprieta con más fuerza y la combinación de comida y calor aumenta exponencialmente la somnolencia. Comenzar un trayecto cuando las temperaturas son un poco más bajas hará que estemo más centrados en la carretera.

 

 

Viaja siempre con agua en el interior del coche y, a ser posible, mantenla en una guantera refrigerada o, en el peor de lo casos, en una pequeña nevera de viaje que mantenga la temperatur fresca.

 

 

Nunca dejes a persona mayores, niños o animales en el interior de un coche mientras realizamos una parada. Tampoco con las ventanillas bajadas pues, aún así, el calor puede ser insoportable y podemos provocar importantes daños de salud a cualquiera de estas personas o a nuestras mascotas.

 

 

Por último, utiliza ropa cómoda y fresca para viajar, pero siempre atendiendo a las medidas de seguridad. No viajes sin camiseta, ya que una frenada de emergencia sin consecuencias puede provocar quemaduras en nuestro torso por la acción del cinturón. Además, recuerda que está prohibido conducir descalzo o con chanclas, ya que estas últimas pueden quedarse engachadas en uno de los pedales.

 

 

 

FUENTE:  https://www.autopista.es/noticias-motor/articulo/como-sobrevivir-tu-y-tu-coche-a-la-ola-de-calor-no-te-achicharres-y-evita-averias

Share this post


Link to post
Share on other sites

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Reply to this topic...

×   Pasted as rich text.   Paste as plain text instead

  Only 75 emoji are allowed.

×   Your link has been automatically embedded.   Display as a link instead

×   Your previous content has been restored.   Clear editor

×   You cannot paste images directly. Upload or insert images from URL.

Sign in to follow this  

  • Recently Browsing   0 members

    No registered users viewing this page.

×
×
  • Create New...

Important Information

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web (personalizar anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico). Compartimos esa información con nuestros partners. Privacy Policy.