Jump to content

Comprando un “mini”: una batallita.


Recommended Posts

Sucedió ya hace un año y medio, pero es una historia totalmente cierta y válida.

 

Fui un día al concesionario "BMW" a ver un "Mini" para mi mujer :wub: y me atendieron a pie de puerta sin dejarme casi ni pasar. :cry1:

 

Le digo al vendedor que me de información y precios y me suelta de voz el precio y que de información nada, que no tiene. :(

 

En plan atrevido, cómo "Indiana Jones", burlo su vigilancia férrea y cara de mal humor, hago un “dribling” a su cuerpo y adelanto mi mano hacia la puerta de uno que había allí para verlo por dentro y oigo en mi oreja ya acostumbrada a todo tipo de sonidos debido a la edad un grito desgarrador: "¡¡¡¡¡¡¡¡ NO LO TOQUE !!!!!!!" :p B)

 

Acojonado, retiro la mano cómo si me hubiese electrocutado y le digo: “¿QUE PASA? ¿He roto algo?”. :shy:

 

Y me dice: “Es que lo tengo que entregar”.

 

“Ah, vale, pues perdone por la molestia y ya le diré algo.”

 

Saliendo de la m**** de concesionario, cabreado y sin poder creerme lo que me había pasado, me miro en el escaparate del mismo que hacía de espejo para ver si iba sucio, despeinado, me cantaba el aliento, los dientes sucios o que c*** había pasado. :huh:

 

Nada, todo normal.

 

“Debe tener un mal día”, pienso, “el pobre...”

 

Pero cómo estaba cabreado, me voy al concesionario “Mercedes” a ver un “SLK”, que también me hacía “tilin”.

 

El vendedor, muy amable, con cara de conocernos toda la vida, me dice

 

“Muy buenas, ¿que desea?

 

Le digo: venía a mirar un “Mercedes”.

 

Y con muy buena educación me dice: “¿Puede volver otro día?. Es que estoy reunido”.

 

Perplejo, doy la vuelta al estilo militar, salgo del concesionario y otra vez el ritual del escaparate pero mirando con más detenimiento a ver si llevaba algo raro en el cuerpo. No se, si se me había saltado un empaste, me salía algún moco de la nariz o alguna cosa rara. Incluso llevo mi nariz al sobaco para ver si me olía. :p :cry1:

 

Nada, no llevo nada. Todo normal.

 

“Es igual, me voy para casa” me digo conmigo mismo.

 

A la siguiente semana, otra vez “caliente” de “Mini”, perfumado, afeitado, con algún que otro billete asomando por el bolsillo de la camisa para dar la impresión de tener dinero (sólo impresión), otra vez al concesionario.

 

Me atiende otro vendedor.

 

“Que bien”, pienso, “ahora, ahora es la mía”.

 

“Buenas, venía a ver un “Mini”.

 

“Muy bien, ¿en cual esta interesado?”

 

Le digo: “En un Cooper S, el más grande” le digo orgullosamente y mirándome de reojo mi bolsillo de la camisa a ver si no se me habían escondido los billetes.

 

Me dice “Muy bien, pase, pase”

 

Más contento que unas pascuas, le sigo detrás suyo, pisando por donde pisa, andando a su ritmo (“es un vendedor” pensaba en mi interior con admiración hacia aquel señor) para hacerle la pelota y que por lo menos me diese los precios.

 

Al sentarnos en su mesa, y después de ver interrumpida nuestra breve conversación 300.000 veces por el dichoso teléfono y resetear varias veces su ordenador por los cuelgues que se le producían, cuando consigue introducir mis datos que inquisidoramente (cómo un funcionario) me iba pidiendo, me dice ¿Tiene algún vehículo a cambio?.

 

Ya me acojono: “Si”, le digo con voz temblorosa. “Un Micra”.

 

Y me dice: “buffff, le puedo dar...... 400.000 ‘pelas’. No tienen salida, es un problema... en fin, ya me entiende”.

 

Le suelto un sincero: “Caramba, es poco, ¿no?”.

 

Le cambia la cara, se le pone recta la espalda curva que tenía, se pone serio, se apoya en su inmenso sillón de ejecutivo, mira la hora y me dice con semblante amenazante: “Si quiere una peseta más no vamos a hacer la operación”.

 

Aguantando tales impertinencias y poco saber profesional le dejo ir un tembloroso “¿Tiene algún catálogo?”.

 

Me dice todavía con el torso tieso y faz seria: “no, es que hay muy pocos. Aquí le doy el precio y ya me llamará”, levantándose de su silla al unísono e invitándome a levantarme y salir de su despacho.

 

Salgo de allí cabreado y haciendo una cura de autosugestión ya que no llevaba las “cafitrinas” a mano por si me pillaba el infarto, me calmo y delante mismo del concesionario, arrugo el papel con el precio y lo tiro en el contenedor.

 

Al cabo de unos días, me llama a la oficina y me dice “¿Ha pensado en la operación? Es que hay pocos y ya sabe...”.

 

Con voz autoritaria y con el poder de estar en mi territorio, hablar por teléfono y con el maravilloso “TT” pedido, le suelto un prepotente: “Si, me lo he pensado y ni de broma compro un vehículo en su concesionario”.

 

Me inquiere: “¿Y POR QUE?.

 

Le suelto “Porqué son muy malos vendedores, no tienen claro quien es el cliente y quien es el proveedor y porque si antes de vender el vehículo tratan ustedes así a los clientes, ¿que harán cuando lo tengan vendido?. Así, que buenas tardes, tengo trabajo”.

 

Y le cuelgo el teléfono.

 

Mi reflexión es: si son una “m****” de vendedores, ¿que c*** se piensan que son? ¿Ejecutivos agresivos?. ¿Millonarios con un producto exclusivo?.

 

Si son, repito, una “m**** de vendedores de minis”, c***.

 

Tengo amigos vendedores y son excelentes personas y profesionales.

 

Estos... ¿de que van?.

 

Vaya rollo os he pegado, ¿eh?

 

Saludotes, colegas.

 

PD: creo que ya había contado esto en otro post pero en formato reducido. Este es en plan discurso.

Link to comment
Share on other sites


  • Replies 39
  • Created
  • Last Reply

Top Posters In This Topic

aran:

 

Leer para no creer. Me he reido un buen rato leiendo tu historia.

 

Yo en tu caso les habría pedido que llamasen a su superior para hacerles saber qué clase de inutil subordinado tiene bajo su responsabilidad.

 

Luego hubiera pedido el libro de reclamaciones para dejar constancia de la ineptitud y malos modos del vendedor.

 

Ya hubieras visto como le cambiaba la cara al "tiparraco" ese.

 

Saludos!

Link to comment
Share on other sites

JAJAJA! Menudos piezas! El reato muy cachondo (los billetes y tal...) :lol:

 

Para que luego piensen que solo en audi a veces tratan mal... ya le he comentado en alguna ocasión, el trato en las concesiones es personal, es decir, tratas con personas y según sea cada cual muchas veces asi va...

 

Si hubieras aparcado el Cayenne en las narices de la puerta de la BMW seguro que otro gallo cantaría... el catalogo te lo hubieras llevado en bolsita de mini y todo!

 

S2!

Link to comment
Share on other sites

JAJAJA! Menudos piezas! El reato muy cachondo (los billetes y tal...) :lol:

 

Para que luego piensen que solo en audi a veces tratan mal... ya le he comentado en alguna ocasión, el trato en las concesiones es personal, es decir, tratas con personas y según sea cada cual muchas veces asi va...

 

Si hubieras aparcado el Cayenne en las narices de la puerta de la BMW seguro que otro gallo cantaría... el catalogo te lo hubieras llevado en bolsita de mini y todo!

 

S2!

:lol: :clap1: :lol2:

Link to comment
Share on other sites

JAJAJA! Menudos piezas! El reato muy cachondo (los billetes y tal...) :lol:

 

Para que luego piensen que solo en audi a veces tratan mal... ya le he comentado en alguna ocasión, el trato en las concesiones es personal, es decir, tratas con personas y según sea cada cual muchas veces asi va...

 

Si hubieras aparcado el Cayenne en las narices de la puerta de la BMW seguro que otro gallo cantaría... el catalogo te lo hubieras llevado en bolsita de mini y todo!

 

S2!

Chico, pues no se.

 

Fuí con el S3 y no lo aparque delante, ya que siempre intento aparcar un poco apartado cuando voy a preguntar precios de algo.

 

No sólo de un vehículo nuevo. De lo que sea.

 

Mira, manías de cada uno, la edad, vete tu a saber.

 

No pedí el libro de reclamaciones porqué normalmente no sirve para nada.

 

Sólo para enfrentarte.

 

Ellos se lo perdieron y yo gane con mi MEGA TT <_<

Edited by aran
Link to comment
Share on other sites

Cierto, cierto a los comentarios.

 

Pero cuando te pasa, te quedas con una cara de pazguato que no sabes que hacer.

 

Y además, cuando te vas, piensas "seguro que me esta mirando y pensando 'menos mal que se ha ido el pesado'".

 

Aunque así les va: cada dos por tres cambian de gente....

 

No lo se.... me lo han dicho.

 

Ahora hay uno que antes trabajaba en la Nissan de vendedor....

 

En fin, una anécdota más..

Link to comment
Share on other sites

Mi historia:

Hace unos años, con mi abuela (si,si, mi abuela conduce, y no hace caravanas....), entramos en un concesionario de Seat, Audi y VW, preguntando por un Golf, después de hechar un tiempo viendo para el aire (ya teniamos vistos todos los coches del "confesionario"), nos gruñe un vendedor "podeis venir en otro momento, ahora estamos muy ocupados". Yo acojonado, me vuelvo y le digo a mi abuela, vámonos, que aquí no vuelvo. (también lo mismo que tu cuando salía del confesionario, me huele el aliento, quizás no tenemos pinta de poder pagarnos un Golf.... en fin).

La cuestión es que ahora me tocaba cambiar mi pobre coche (y ya ni me acordaba del detalle del vendedor de VW) y me voy a la Peugeot, después de revisar todos los modelos, que atendieran a gente que llegó después nuestra, me vuelvo a mi mujer y le digo que nos vamos, pegué un portazo, que medio confesionario quedó viendo para la puerta. La cuestión es que debajo del concesionario estaba el apartado de ocasión, y tenian unos 307 SW con un par de meses, y me decido a entrar (cabreado eso si), bueno, resultado, los vendedores, cojonudos, me enseñaron todo lo que quise. Al salir (mi mujer no se calla facilmente.... y bien que hace) se dirige alvendedor y le dice, "Ah, a los de arriba deben sobrarle las ventas, verdad? Es que son unos impresentables", y el vendedor de ocasión con cara de "si, se les sube la altura a la cabeza", asintió como conociendo el caso.

En fin, que dentro de la misma empresa los hay buenos, y penosos.

Edited by LcTrC
Link to comment
Share on other sites

Mi historia:

Hace unos años, con mi abuela (si,si, mi abuela conduce, y no hace caravanas....), entramos en un concesionario de Seat, Audi y VW, preguntando por un Golf, después de hechar un tiempo viendo para el aire (ya teniamos vistos todos los coches del "confesionario"), nos gruñe un vendedor "podeis venir en otro momento, ahora estamos muy ocupados". Yo acojonado, me vuelvo y le digo a mi abuela, vámonos, que aquí no vuelvo. (también lo mismo que tu cuando salía del confesionario, me huele el aliento, quizás no tenemos pinta de poder pagarnos un Golf.... en fin).

La cuestión es que ahora me tocaba cambiar mi pobre coche (y ya ni me acordaba del detalle del vendedor de VW) y me voy a la Peugeot, después de revisar todos los modelos, que atendieran a gente que llegó después nuestra, me vuelvo a mi mujer y le digo que nos vamos, pegué un portazo, que medio confesionario quedó viendo para la puerta. La cuestión es que debajo del concesionario estaba el apartado de ocasión, y tenian unos 307 SW con un par de meses, y me decido a entrar (cabreado eso si), bueno, resultado, los vendedores, cojonudos, me enseñaron todo lo que quise. Al salir (mi mujer no se calla facilmente.... y bien que hace) se dirige alvendedor y le dice, "Ah, a los de arriba deben sobrarle las ventas, verdad? Es que son unos impresentables", y el vendedor de ocasión con cara de "si, se les sube la altura a la cabeza", asintió como conociendo el caso.

En fin, que dentro de la misma empresa los hay buenos, y penosos.

Si, por descontado.

 

No he entendido nunca porque hay algunos vendedores que se piensan que son el rey de la empresa, de la población, del país, que sin ellos todo iría mal y además son superiores en titulación a un Ingeniero Aeroespacial.

 

Si son simples y vulgares (con tono despectivo, lo digo) VENDEDORES contratados temporalmente y que no sirven para nada más, c***....

 

Y al principio digo "algunos", porqué afortunadamente no son todos iguales....

Link to comment
Share on other sites

Lamentable vivencia amigo, pero nos ha pasado a todos.

 

He pasado por concesionarios volvo, mercedes , bmw, honda y audi, al final siempre depende de lo "sobrado" que vea el cupo de ventas el pollo que te vende el coche.

En Mercedes despues de esperar 30 minutos, no me atendieron al igual que en BMW, pero fui de coche en coche probando la calidad alemana del cierre de las puertas y capós, :unsure: vamos, por llamar la atención, pero vamos que si no llevas los oros a la vista pues no eres nadie.

 

Al final en Audi encontré la paz interior. :angry:

 

Salu2 ;)

Link to comment
Share on other sites

 Share

  • Recently Browsing   0 members

    • No registered users viewing this page.





×
×
  • Create New...